Inicio > Familia espiritual > Comunidad de Jesús > Més a Prop > 39 > La misión

Inicio > Documentos > Compromiso y misión > La misión como compromiso comunitario

Inicio > Documentos > Servicios y carismas > La misión como compromiso comunitario

DESDE EL GRUPO DE SERVICIO

En este número del “Més a prop”,hay una serie de testimonios de hermanas y hermanos de la Comunitat de Jesús que llevan a cabo trabajos solidarios con personas de colectivos considerados más débiles y pobres. No hace demasiado tiempo nos hubiera sido imposible hacer esta presentación puesto que, aunque algunos hermanos ya llevaban a cabo esta actividad a título individual, no nos lo habíamos planteado como una misión comunitaria. Fue a raíz del trabajo que hicimos de revisión y actualización del carisma de Pedro Vilaplana, nuestro fundador, y que desembocó en la puesta al día del carisma comunitario, y de manera explícita y dentro del apartado de la misión, definíamos la opción preferencial por los pobres como una misión de la Comunidad. Decíamos concretamente:

LA MISIÓN COMO COMPROMISO COMUNITARIO

a. La primera definición de una comunidad de laicos es encarnarse en el mundo. La Comunidad debe ser, por lo tanto, cuna de compromisos ante las grandes necesidades que sacuden a la humanidad. No queremos vivir de manera endogámica. Queremos tener oídos y ojos que escuchen y miren según el Evangelio.

b. La misión es la manera como la comunidad crece. Sin misión seríamos un grupo que se iría desvaneciendo. La base es “mirad cómo se aman”. Efectivamente, el amor a Dios y al hermano son fuente de generosidad. Por eso, todo debe hacerse desde un corazón disponible y sin querer pasar cuentas.

c. Salir a los caminos y a las plazas significa ir a encontrar a los pobres que nos esperan. El punto de partida es la conmoción, el movimiento profundo de corazón que hizo que el samaritano se detuviera al borde del camino. Hace falta concretar los caminos comunitarios de esta opción preferencial por los pobres. De hecho, estos caminos serán el resultado de la mirada amorosa de cada cual. Tarrés ha sido el proyecto más visible de acogimiento que hemos llevado a cabo hasta ahora. Hace falta potenciarlo todavía más. A la vez, es necesario impulsar el trabajo de acogida de los jóvenes. Estamos seguros que el Espíritu impulsará nuevos servicios comunitarios con los pobres que tenemos cerca y con los que están lejos.

Es a partir de aquí que empieza un movimiento pequeño y discreto, sobre todo de conversión personal que va aglutinando varias sensibilidades y cristalizando en pequeños proyectos que la Comunidad hace suyos. Encontraremos aquí una pequeña descripción y vivencia de algunas de las actividades que se llevan a cabo actualmente en el seno de la Comunidad. En caso alguno se busca un protagonismo de organización o de apropiación de proyectos. Al contrario, veréis que cada una de las acciones se hace colaborando con entidades con un  fuerte arraigo en el terreno de la ayuda solidaria tales como Caritas, Raíces, Sant Egidi, Fundación Pont y Gol, Fundación Al Bayt, Pastoral de la Salud, etc. Pensamos que, al menos en estos momentos, no hace falta poner en marcha proyectos propios nuevos destinando recursos y esfuerzos, sino colaborar con aquellos que sentimos más próximos y con los que nos identificamos.

No hace demasiados días escribíamos a los hermanos que hacen el refuerzo escolar en Joan Blancas y que queremos hacer llegar a todos, que está dedicado a apoyar a los más necesitados:

“Ilusiona ver la ilusión que tenéis todos en lo que hacéis. Una pequeña realidad empezada como el grano de mostaza más pequeño e insignificante, que se está arraigando y empezando a sacar brotes.

Dejadme decir algo sobre esto: de estos pequeños brotes los hay de tres clases. El primero es el personal, de crecimiento, de redescubrimiento del Evangelio, del intento de vivir, como tiene que ser, en la intimidad y en la vida diaria nuestras acciones. El segundo es el comunitario, hacemos Comunidad, vivimos Comunidad, ensanchamos la Comunidad, damos vida en la Comunidad: la opción preferencial por los pobres y el acogimiento de Tarrés, así lo definimos y lo constatamos en el trabajo de actualización del carisma de Pedro y la Comunidad, son y deben ser los ejes fundamentales de nuestra misión comunitaria.

Y finalmente y el más importante: ”Todo lo que hagáis a uno de estos hermanos míos tan pequeños, me lo hacéis a mí. Y aquello que no le hagáis a uno de estos tan pequeños, tampoco me lo hacéis a mí”(Mt, 25). No hace falta decir nada más”

Gracias por vuestro testimonio.”

Desde el Grupo de Servicio queremos haceros llegar a todos estos pequeños testimonios y animar a todos los hermanos a dejarnos contagiar por la alegría, la ilusión y la sensibilidad de vivir la fe y el evangelio de Jesús encarnándonos en el mundo a través de los hermanos más desvalidos. Hay más hermanos que, aunque no aparecen publicados sus testimonios, colaboran para hacer la vida más feliz a aquellos que, por uno u otro motivo padecen deficiencias graves, siendo los más pequeños de una sociedad que, como una inhumana centrifugadora lanza los débiles hacia espacios donde es más difícil encontrar Esperanza.

El Grupo de Servicio

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld