Inicio > Familia espiritual > Internacional > Actividades > Oración por la paz

Inicio > Noticias > 2003 > Oración interreligiosa por la paz

Iraq: una hermanita ha convocado la oración interreligiosa por la paz

 

Roma. El 16 de abril de 2003, 72 personas de diversas religiones, hombres y mujeres, en gran parte religiosos y religiosas, pero también obispos, se reunieron en el Aventino y el Circo Máximo para realizar un "camino" por la paz. Rezando juntos y tratando de concretizar el llamamiento del Papa para poner término al conflicto nunca aceptado en el Iraq.

Se trata de un episodio originado en una hermanita del evangelio, Gianna Negrotto, que se había encargado de poner un signo capaz de congregar personas de buena voluntad y, en particular, religiosos y contemplativos por la paz.

La intuición y su realización narrada en las diversas fases, incluidos los mensajes de adhesión y de acción de gracias enviados por monasterios y por religiosas y religiosos individuales a los promotores de la iniciativa en un tiempo incandescente como el de la guerra en el Iraq, fueron recogidas en un volumen pequeño (138 páginas) editado por "Cittadella" de Asís y preparado por Raffaele Luise, un periodista que ha vivido con los religiosos y las religiosas el acontecimiento de abril de 2003.

"Cenacoli di resistenza" (Cenáculos de resistencia) es el título del volumen que lleva como subtítulo "Quando i contemplativi delle diverse religioni del mondo pregano per la pace" (Cuando los contemplativos de las diversas religiones del mundo rezan por la paz).

La segunda parte del folleto ofrece diálogos con tres religiosos comprometidos como Arturo Paoli, Innocenzo Gargano y Alex Zanotelli. En uno de estos diálogos Arturo Paoli subraya el sentido del encuentro del 16 de abril y lo que inspira a hacer.Lo considera un signo, o más bien un presagio del futuro. Con una recomendación a quienes han participado en esa oración: "Continúen en la oración y no se sorprendan si les persiguen, porque ésta es la señal de que están en la verdad, en el camino justo.

Porque no es tan importante decir: me reconcilio con éste y con aquél, sino: me reconcilio con los hombres yendo hacia los oprimidos y caminando con ellos hacia la justicia y el derecho.

Tampoco el ecumenismo y el diálogo interreligioso deben quedar en plano de las verdades abstractas y de las reflexiones interminables, porque así se pierde tiempo y no se llega nunca a la paz".

El autor del libro se refiere además a un hecho que "registra la soldadura entre la contemplación y la acción, en el recíproco abrirse de los claustros al ágora del mundo y del mundo a la espiritualidad claustral. Una revolución antropológica y espiritual, de profundos reflejos culturales, religiosos, sociales y políticos".

_____________________________________________________________________

1. Durante varios años las Hermanitas del Evangelio tuvieron una fraternidad en Valencia.

2. Arturo Paoli es hermano del Evangelio, autor de varios libros. Vive habitualmente en Brasil.

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld