de un hermano de Polonia

En nuestro barrio, hay también algunas casas habitadas por gitanos, pero no tenemos contacto con ellos. Después de la Segunda Guerra Mundial, todos los gitanos fueron obligados a estabilizarse, y es por esto que en Polonia no hay caravanas. Me gustan nuestro barrio y los vecinos. Son como ovejas sin pastor, que buscan la fuerza, la esperanza de cada día. Aquí, en nuestro "Nazaret", podríamos preguntarnos: "¿De aquí puede salir algo bueno?". Claro que sí. Podemos encontrar una viuda que da dos moneditas para guardar la esperanza, para ser curada. Me gusta estar con la gente en la calle o en nuestro patio.

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld