Inicio > Familia espiritual > Hermanitas de Jesús > Angers 2008

Inicio > Noticias > 2008 > Encuentro de Hermanitas de Jesús en Angers

Hermanitas de Jesús

BREVE RELATO DEL ENCUENTRO DE ANGERS (Francia)

(ambiente de droga, prisión, prostitución, gente de la calle)

del 1 al 8 de julio de 2008

 

 ¡Pues si! Fuí muy feliz cuando me propusieron ir a Angers. Entonces me dije : Voy a encontrar a mis ilustres antepasados que tienen que devolverme en imágenes el maravilloso relato del Apocalipsis.[1]

¿Quién soy yo?  Me presento…yo soy…un hilo rojo, un hilo rojo totalmente normal, pero que ha vivido una aventura bastante extraordinaria. Os cuento :

34 pequeñas hermanas, entre ellas, Mauricia, Mónica-Yvette y Lourdes, provenientes de doce países diferentes (Europa, Corea; Japón y Méjico) se han encontrado en Angers alrededor de un…oasis que, con el fluir de los días, se ha llenado de imágenes y de relatos. [2]

El encuentro arrancó con un tiempo de escucha de las diferentes realidades vividas por las hermanitas (dos días). Ya Mauricia, en una de sus últimas cartas, las había invitado a esto:

« Deseo que pudiésemos acoger el pluralismo en nuestra forma de unirnos a este medio, acogernos y reconocernos «hermanas» a pesar de hacer elecciones diferentes…sin comparaciones ni juicios, sino de manera abierta…”

Y la sala se llenó… Yo, el hilo rojo, estaba allí y escuchaba, encantado, hasta que me preguntaron: “¿Puedes ayudarnos? Te necesitamos”

Y he aquí que pasando por muchas manos, he tejido entre ellos los diferentes trozos de tela que cada uno me había aportado.

Así, de esas piezas desunidas, he visto nacer un solo, bonito mantel, no del todo regular, como para recordarnos que la vida es a menudo “otra” que la bella cosa ordenada y regular que habíamos pensado.

Y la hermana Verónica[3] nos lo ha confirmado bien en los dos días que ella ha pasado con nosotros. La reflexión se articuló alrededor del tema: “Ser mujeres, ser religiosas en nuestros ambientes”

He aquí lo que yo he comprendido:

·         Sor Verónica ha propuesto para comenzar, releer los primeros capítulos del Génesis (1-3), porque la Biblia no cuenta otra cosa que aventuras humanas hasta aquella de Jesús, el Hijo del hombre y al contarlas, cuenta nuestras aventuras. En el desorden de sociedad que es la nuestra, el milagro de la lectura bíblica es el de cargar con nuestras preguntas, en el momento en el que estamos perdidos.

·         Decir que el hombre está hecho a la imagen de Dios significa reconocer que su dignidad es inviolable, es decir, sin condiciones, incluso cuando la persona ha llegado a ser, a nivel moral, indigna. Una sociedad que no respeta esa dignidad y que trata a alguien como un monstruo viviente, se convierte ella misma en indigna y monstruosa (ver condiciones de vida en las prisiones, práctica de la pena de muerte…)

·         El  árbol del conocimiento del bien y del mal: la lectura bíblica nos hace conscientes que hay un conocimiento que hace vivir y uno que hace morir. Dios dice al hombre: “Todo es para ti; el mundo te pertenece, pero…con el fin de que tu puedas vivir, tu no debes comer de ese fruto: es decir, “todos menos uno”. El don de Dios no tiene límite, pero hay un sentido, una orientación. Si el hombre la transgrede, no es el “menos uno” que gana, es el todo lo que pierde. ¿Que significa esto para cada uno(a) de nosotros y como vivir con este “menos uno” que nos da la impresión de tener apenas nada, cuando tenemos casi todo?

·         Equilibrio en nuestras relaciones. La castidad es la inversa de un clima incestuoso donde todo es otra vez como antes de la creación: caos, mezcla y sin fronteras. Precisamos renunciar a un mundo sin fallos y aprender a integrar nuestros límites, nuestros fracasos e incluso nuestras trasgresiones. Amar, es siempre amar con los límites que están ahí, para protegernos y proteger al otro. Una castidad sin problemas es una rigidez afectiva, pero cuidado de no hacer del problema el lugar de mi vida y donde mi afectividad encuentra su regocijo. Hay algunas cosas mas terribles que las tempestades que nosotros podamos vivir, es querer protegerse de todo riesgo y del amor incluso. Es preciso encontrar la manera buena de amar a cada uno y no considerarse los salvadores y llegar a ser, bajo pretexto de solidaridad, dependientes de esas relaciones que nos valoran.

·         Y para acabar, ella nos ha invitado a mirar a Jesús y su manera de amar. Como Hijo, el no se considera como origen. Su manera de amar se arraiga en su intimidad con el Padre y de ella viene su capacidad de don. Jesús ofrece un amor, una amistad que levanta, que abre un porvenir, que no retiene, mas que reenvía a la vida, que hace al otro más libre. Todavía en la cruz, dijo al crucificado que se giró hacia él: “Hoy estarás conmigo..” que significa: “tienes un porvenir: estar conmigo”. Así le hace el regalo de una amistad inusitada. Igualmente, se acerca a María Magdalena, una vez resucitado, diciéndole: “No me retengas”… pues a a partir de ahora estoy contigo para siempre y no te abandonaré nunca. Es una seguridad afectiva que Jesús nos ofrece. Lo mismo para nosotros, con nuestras maneras de amar, estamos aquí para intentar dar a los demás la seguridad que Alguien no les dejará, cuando tan a menudo han sido abandonados. Nuestras vidas…como signo de amor que “se mantiene”.[4]

Y para acabar,  había un verdadero hilo rojo en la reflexión de la hermana Verónica y diría que la esperanza.

En la complejidad vivida por muchos hombres y mujeres (de la nadie esta exento) es preciso primero renunciar a los atajos espiritualizadoras que nos dan seguridad, pero que pueden ser una huida de nuestra realidad humana. Osemos más bien atravesar las tempestades que son nuestras, siempre creyendo que un porvenir siempre es posible…

Y con todo esto… las hermanitas tuvieron también el tiempo y el deseo  de pasearse por la ciudad, de visitar la isla de los pájaros, de pasar una tarde en la fraternidad de Angers, donde Claude Christelle et Odile Mauricia las acogieron para la cena, de ver videos muy interesantes, de escuchar a Lourdes que les compartió noticias de la Fraternidad (¡gracias por tu presencia y tu ánimo!)

Y al final, Pia, después de haber escuchado todo (desde el ¿Quiénes somos hoy?, una mirada sobre nuestra realidad, de los dos primeros días, hasta el último día con “Una mirada hacia el porvenir para continuar el camino”, tomó la palabra para decir:

« Sois un grupo en camino y todos tenéis conciencia que, solo(a) no se va a ninguna parte »

Y yo, pequeño hilo rojo, que ha unido tantas historias diferentes… ¿Qué  guardo en mi corazón?

Algunas necesidades y expectativas expresadas por las hermanitas:

- sentirse enviadas, confirmadas

- el apoyo de Mauricia

- que no perdamos en la Fraternidad esta atención a los  ambientes marginados

- cuidar la vida fraternal

- alimentar los lazos entre nosotros (compartir noticias, visitas, encuentros..)

También algunos desafíos:

- mantener las fraternidades orientadas hacia estos ambientes siendo atentas a los cambios de nuestras sociedades.

- ¿con que equilibrio entre trabajo e inserción? ¿Entre proyecto común y proyecto personal?

- aceptar los límites, no querer responder a todo.

Y finalmente ¡la fiesta!

Para celebrar todo esto con un poco de humor…

Así las hermanitas de México nos han hecho reír a gusto con su representación de la pareja hombre-mujer, no ideal desde el comienzo…

(¿Se han dado cuenta, por ejemplo, que cuando la serpiente habla con Eva, ella está sola?

¿Donde está el hombre? Y sin embargo, ¡el sabía bien que no era bueno estar solo! (Y la historia continua…)

Y cuando, finalmente, cogieron el mantel que yo había ayudado a coser… para mi gran sorpresa, lo cortaron en pedazos para que cada una reciba uno… Yo, el pequeño hilo rojo, he comprendido:

« El cielo y la tierra nueva » han comenzado ya, por pequeños pedazos, allá donde la Buena Nueva –la de la vida siempre posible, porque nosotros somos amados (as)- es acogida y vivida ¡

--------------------------------------------------------------------

[1]. Se trata de la famosa tapicería que data del siglo XIV, que está guardada en el castillo de Angers.

[2] Un rincón de la sala había sido dispuesta en…oasis con, en el centro el icono de Jesús con la samaritana. Todo ello realizado por las hermanitas de Turín que prepararon el encuentro con la ayuda de Mauricia y Pia. Ella nos ha acompañado, haciéndonos regalo de su competencia, su escucha y su manera de ser: muchísimas  GRACIAS!.

[3] Sor Verónica es domínica, decana de la facultad de teología de Angers, en la que enseña teología moral. Acompaña también a personas con dificultades.

[4]  Sobre temas que son debatidos en nuestros días, como la teoría del género y el sexo de asignación que tocan el lugar del rol masculino y del femenino…Verónica ha dado buenas aclaraciones que no podemos compartir aquí a causa de la complejidad de esas cuestiones.

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld