Chelas

Chelas es una de las mayores zonas populares y multirraciales de Lisboa, con unos 50.000 habitantes, entre los cuales se encuentran portugueses, africanos, indios y gitanos, la mayor parte procedentes de chabolas o de edificios degradados. El barrio donde nos encontramos, uno de los muchos que constituyen Chelas, se llama Flamenga, y en él se encuentra el Parque de Bela Vista, bastante conocido porque se realiza allí el Festival Internacional Rock-in-Rio-Lisboa.

En esta fraternidad queremos ser una presencia de amistad y de ayuda en el barrio, con una atención particular para los más desfavorecidos; un puente entre ellos y las instituciones que trabajan en este ambiente, y también con los amigos que están disponibles para ayudar. Esto nos hace ser solidarias con todos, especialmente con los que más sufren, lo que nos lleva a hacer bastantes visitas a las personas que viven solas, enfermas o que necesitan hablar de sus problemas, confiarnos sus preocupaciones. Otras veces, son ellas las que vienen a la fraternidad para pedir ayuda o, simplemente, por amistad. Nos damos cuenta así de que la escucha es una forma de permanecer cercanas a los que nos rodean.

Nuestra parroquia tiene dos iglesias, dos comunidades: San Maximiliano Kolbe y Santa Clara (a la que pertenecemos), una a cada lado del Valle de Chelas. Es una parroquia bastante activa y nosotras participamos, siempre que nos es posible, en sus actividades: Centro de Mayores, llevar la comunión a los enfermos, Consejo Pastoral, fiestas, comidas comunitarias...

Procuramos también estar atentas a nuestros amigos de tantos años, a los antiguos vecinos de los barrios donde estuvimos antes, a grupos conocidos, con el deseo de mantener el contacto que hace crecer la amistad.

Una hermanita participa en la Comisión Justicia y Paz dela CIRP (Conferencia de los Institutos Religiosos de Portugal).

Intentamos estar disponibles, cuando nos lo piden, para dar a conocer la Fraternidad, su Carisma y nuestros fundadores: el Hermano Carlos y Hermanita Magdeleine. Disponibles también para acoger a las Hermanitas de paso y para prestar algunos servicios a las hermanitas de Fátima, por el hecho de estar en la capital.

Podríais preguntarnos qué es lo que nos da fuerza y nos motiva para compartir nuestra vida con personas tan sencillas, llenas de valores, pero también con tantas incertidumbres y problemas. La respuesta no puede ser otra: es Jesús, el Nazareno, ya que nos sentimos llamadas a seguirle. Él, que vivió 30 años en Nazaret, población despreciada por muchos, y en la cual nadie se dio cuenta de su verdadera identidad. El, que durante tres años socorrió a los pobres, a los enfermos, a los excluidos de la sociedad de su tiempo, lleno de compasión y de amor.

En este seguimiento, lo esencial de nuestra vida es la oración eucarística, la búsqueda permanente de Dios, que es su Padre y nuestro Padre, con el deseo de una actitud de niño que se entrega totalmente en sus manos, sabiendo que todo nos viene de Él y que nuestra intercesión no queda sin respuesta.

A pesar de nuestra debilidad y falta de medios, lo que nos hace fuertes es tener sed de intimidad con Jesús, como María en Betania, y el don acogido de la fe en nuestro “Muy amado Hermano y Señor Jesús”.

Yvete en el centro de día del barrio

María do Carmo con dos amigas

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld