“Al mal que domina el mundo hay que

oponerle la mansedumbre y la sonrisa del Niño

Jesús de Belén. Su irradiación es fuente de Paz y

de Alegría para la tierra, más que los grandes

discursos sobre la Paz”

                                                           (Hta. Magdeleine)

Esta Paz y Alegría que recibimos del Niño del Pesebre las deseamos a cada uno de vosotros en esta

Navidad

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld