Inicio > Familia espiritual > Hermanitas de Jesús > Boletín > 11 > Región Girasol

Inicio > Noticias > 2010 > Región Girasol de las Hermanitas de Jesús

Región Girasol

En nuestro Boletín del año pasado, cada  Fraternidad  compartió lo que vivía, los deseos que nos empujaban a seguir caminando, los desafíos planteados y las esperanzas, gozos y sufrimientos compartidos con los amigos, vecinos y compañeros de trabajo…. Todas pudimos ofreceros nuestro quehacer cotidiano…. La vida ofrecida de cada día y en camino construyendo el Reino de Jesús a  partir de lo que somos y vivimos,  dejándonos perdonar porque no siempre respondemos a lo que estamos llamadas.

Mirando este año,  con una sola palabra podríamos expresar lo que hemos vivido toda la región: DESPLAZAMIENTO. Si, hemos tenido que cerrar dos fraternidades y desplazarnos: Valverde y Prior Velho, inserciones de muchos años, amistades que son para siempre pero que tenemos que vivir de otra manera y este duelo aun nos acompaña porque cuesta, duele y es muy fuerte tener que cerrar una fraternidad…. Es un consuelo haber podido explicar, dar sentido a este paso y sentir el apoyo incondicional de quienes nos queréis. Prior Velho lo  cerramos a primeros de marzo y Valverde a mitad de ese mes… tuvimos el tiempo de prepararnos y decir adiós, serenamente pero tragando muchas lágrimas,  que aún asoman cuando pensamos en ello. No son las primeras fraternidades que cerramos, ni en España ni en Portugal, pero  siempre es novedoso, único e irrepetible lo que vivimos en cada barrio, pueblo o ciudad.

María Montserrat, se “desplazó “ seis meses al Brasil para vivir un tiempo de renovación, ha podido seguir algunos cursos de Biblia y ahora continúa en Barcelona hasta primeros de año… saber coger un tiempo para releer lo vivido, rezar, y poder ahondar en la palabra de Dios es una bendición y un  camino de “desplaza-miento”  hacia el interior…

En la Fraternidad de CHELAS, Aida María ha acogido a María da Gloria y Madeleine Sophie. “Desplazamiento” para Aida  María,  que ha cambiado de comunidad aunque ella se haya quedado en el barrio. Acoger a dos hermanas, introducirlas en el barrio, estrenar una etapa comunitaria de conocimiento mutuo es también un gran desplazamiento. Madeleine Sophie después de largos años en Fátima se ha arriesgado a emprender una andadura en una pequeña fraternidad, “gran desplazamiento” no de kilómetros pero si también de modo de vivir y ella se ha abierto a un tiempo de apertura yendo a Polonia de donde ella es originaria y a Roma para participar a una sesión sobre la Eucaristía, tiempo en que con un grupo de hermanitas se “desplazaron” para profundizar este misterio insondable.

María da Gloria llega a la fraternidad de Chelas después de largos años en Prior Velho, ella puede seguir con su trabajo pero se encamina este año hacia la jubilación, etapa de la vida que también pide un cierto “desplazamiento” y tener que empezar en la comunidad de Chelas también ha supuesto un camino novedoso. En nuestra Parroquia de Santa Clara, vivimos una celebración entrañable y emotiva con motivo de  la acogida de Madeleine Sophie  y de María da Gloria y del adiós de Ivette y María  do Carmo que emprendían nuevas sendas las dos. Ivette  se   “ desplazaba” hacia Fátima cerrando una larga etapa de presencia en Lisboa, ella sentía que la fraternidad de Fátima estaba más adaptada a su edad y allí ahora está saboreando todo lo bueno que aquel lugar nos ofrece y estrenando comunidad.

María do Carmo, para poder empezar la Fraternidad de Apelação vivió un fuerte “desplazamiento” pues dejó Chelas para seguir dándose en este nuevo barrio totalmente desconocido para ella; la paz la acompaña y está feliz de caminar con los nuevos vecinos y construyendo la nueva comunidad con Mónica y Carmela.

Carmela  después de casi tres años en Málaga, agarró su mochila y se “desplazó” a Apelação para vivir su última etapa de formación en vistas a comprometerse definitivamente en la Fraternidad. Nuevo barrio, nueva lengua, cultura, país…. Llamada a abrirse a la diferencia de un modo muy concreto y viviendo como “migrante” en un barrio de migrantes.

En la Fraternidad de Málaga, el que Carmela se marchara ha supuesto también un “fuerte desplazamiento “para las hermanitas de la comunidad: Elisa, Teresa y Daniela, sobre todo teniendo en cuenta que Rosaura está en “continuo desplazamiento”. También Daniela se está preparando para regresar en unos meses a su país y esto es un nuevo “desplazamiento” que tienen que encajar, y abriéndose cada día  la realidad: una hermanita nueva vendrá y esto requiere bien disponerse para acogerla y volver a empezar,   esto es un “desplazamiento”  hacia la otra que llega, “sabe a gloria”  pero es exigente al inicio.

La llegada a Fátima de Ivette y de Elena Pilar ha supuesto para María da Fátima, Casimira, María do Ceu , María dos Prazeres y Cecilia do Carmo un gran cambio… estaban hechas a la presencia de Viviana y de Madeleine Sophie y en esta adaptación está la comunidad, serenas y haciendo frente a todo lo que se presenta en la casa: acogida, artesanado…. Y  lo más bonito: la presencia de hermanitas de fuera de la región que nos pide “desplazarnos” a otras regiones, pues con Anita hemos tenido casi  cuatro meses a Chile en casa y con José Jeanine que se quedó dos meses y medio Albania se nos ha hecho más cercana.

La presencia de Clarita en la comunidad de Fátima que alterna con su trabajo en Tre Fontane nos hace “desplazarnos” un poco al mundo entero. Es un apoyo grande tenerla entre nosotras y la sentimos de casa cada vez más.

Elena Pilar, después de más de un año y medio en Madrid, se ha “desplazado” a Fátima, fraternidad que la ha acogido con mucho gusto porque les ofrece un gran servicio.

Irene llegó de Valverde a Madrid y allí la esperaban de brazos abiertos Pilarín, Nativitat y Antonia Rosario.

Nueva etapa para esta comunidad de Madrid que cada día más  se descubre al servicio de la región por todos los pasos de hermanitas  y por todo lo que hacen por el conjunto. 

Desplazamiento” grande de Irene que deja el pueblo después de muchísimos años y mucho andado por esas tierras extremeñas y de la comunidad que ha tenido que acompañar a Antonia Rosario en su decisión de ir a vivir a una residencia.

El 16 de agosto, Antonia vive un “desplazamiento“ movida por el deseo de compartir la realidad de muchas personas ancianas que viven en las residencias. Junto con María Dolores que sigue fielmente en Fontilles, y con María Estrella que está en Seseña la Nueva (Toledo)  ya son tres las hermanitas que en nombre de todas están  en el día a día acompañando lo que viven muchas personas y que no siempre es fácil de acoger y de aceptar, ni para ellas ni las familias.

 

Carmen, que desde hace dos años está en Cuba, en el momento en que estamos preparando este Boletín se está preparando para regresar a la región, gran “desplazamientopara aterrizar en nuestra realidad tan diferente y dejando un pedacito de corazón en aquellas tierras del Caribe.

Nuria, en junio, después de unos años de vivir en Ciutat Meridiana, un barrio donde todos la querían, se ha “desplazado” al centro de Barcelona para poner a nuestro servicio su casa y estar más disponible a la región. La cercanía del Hospital Clínico y la cárcel Modelo, las familias inmigrantes de la zona le abren  un horizonte precioso de cercanía a los que viven en la soledad de las grandes ciudades…..está  feliz de haber podido dar este paso aunque en lo más hondo llora aún con el adiós al barrio y a sus vecinos.

Y Antonia, nuestra Antonia de Roma, como muchos la conocéis, ha vivido el gran y definitivo “desplazamiento”. Su muerte ha dejado un gran vacío en cada una de nuestras fraternidades y especialmente en Tre Fontane donde ha vivido muchísimos años. Su camino de acogida y serenidad nos empuja a cada una a vivir nuestro día a día con los ojos fijos solo en Jesús.

Con la fundación en Apelação, también Esmeralda que vive en Sacavem ha vivido un cierto “desplazamiento” porque el cambio de comunidad y de barrio va a facilitarle el estar más cerca y esto lo vive como una gracia, un regalo  que agradece mucho.

Nuestras dos “desplazadas”, Pilar en servicio en Tre Fontane y Viviana en Roma de renovación, siguen de cerca los andares de la región y nos acompañan como si estuvieran en casa.

La comunidad de la Nueva Búsqueda que se “desplazó” durante un año, ya os comparten como finalmente han llegado a Murcia.

Seguid acompañándonos y “desplazándoos” con nosotras para seguir haciendo nuestra la apuesta por Jesús y su Evangelio.

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld