Inicio > Familia espiritual > Hermanitas de Jesús > Boletín > 12 > Argentina

Inicio > Familia espiritual > Hermanitas de Jesús > Signos de esperanza en Argentina

Inicio > Testimonios > Signos de esperanza en Argentina

En el mundo... Signos de esperanza

ARGENTINA (Ruca Choroi)

Recogiendo señales de esperanza, junto a tantas otras hermanitas… mientras vamos preparándonos al Capítulo, estamos a la vez, disfrutando de la vida que compartimos desde hace 23 años en Ruca Choroi, acompañando con la presencia, integradas en esta comunidad mapuche (pueblo originario de la cordillera neuquina, en la Patagonia Argentina).

Arraigadas en la vitalidad que nos da la convicción de seguir creyendo y apostando en la presencia de amistad gratuita, percibimos día a día nuevas señales de esperanza.

Recién llegadas, y por la necesidad de sobrevivir en este contexto, las vecinas nos enseñaron a hilar, a tejer, y con el tiempo, urgidas por las mismas necesidades que compartíamos con ellas, pudimos buscar juntas mejores salidas para nuestros tejidos, expresión de cultura ancestral …

A su tallercito de venta le dieron este nombre: Newentui Domo" (mujeres de fuerza). Otras organizaciones, ONG, Mesas de Artesanas, aportan su colaboración, y competencia. Nosotras seguimos siendo tejedoras del lugar con la alegría de ver a nuestras vecinas participar con otras mujeres artesanas en diferentes ferias, espacios de intercambio y venta, valorando su saber, su identidad y sus derechos.

Somos testigos del proceso de afirmación en la organización de esta Comunidad.

Es una de las más numerosas de la provincia y por su misma condición de aislamiento y pobreza se ha visto reducida a vivir en los pedreros, al límite de la montaña (frontera con Chile). Así pudo conservar su idioma, sus expresiones religiosas, y cuidar y alimentarse de sus recursos naturales: piñón (fruto del pehuen-araucaria), vertientes de agua, plantas medicinales tradicionales.

Después de muchos intentos con los organismos provinciales, la Comunidad puede por fin, este año, vender su cosecha a precio justo, valorando ese recurso único y propio

Los intereses de quienes quieren comprar estas tierras y bienes vírgenes…ocasionó la resistencia de la comunidad que se organizó para la recuperación no violenta de sus tierras usurpadas, apoyándose en la ley que recientemente reconoce su "pre existencia y derecho a tierras aptas y suficientes" para su subsistencia.

El joven lonko (jefe de la comunidad), saca fuerzas de su propia raíz… velando por el futuro de las familias, sin medir fuerzas y riesgos, convencido de que "todos los que caminamos en este territorio tenemos que unirnos: escuela, salud, grupos religiosos, Parque Nacional… "

Consciente de que "ya no podremos sobrevivir sólo de nuestros rebañitos"… implementó diferentes cursos de capacitación, para hombres y mujeres.

Así hoy tenemos albañiles, conductores de ambulancia, promotores de salud, maestros de idioma, auxiliares de cocina y mantenimiento en la escuela. Muchos jóvenes acceden a la escuela secundaria en el pueblo ( a 30 km).

También es signo de esperanza ver vivir de otra manera las relaciones, el servicio de la autoridad.: Se trata de un modo de autoridad que es servicio de comunión, que busca constantemente mantener a la gente de la comunidad informada, que delega, reparte y comparte responsabilidades, según los dones y talentos reconocidos en cada miembro de la comisión directiva..

Decididos por el NO a la competitividad, NO a la agresividad en los conflictos.

Después de un proceso de acercamiento y reflexión con el personal de la escuela (preocupado también por la "interculturalidad"), fue una gran alegría ver entrar un día la wenufoye, la bandera mapuche ("la que vuela en el cielo") al lado de la bandera del país. Un sueño de muchos que llegó a ver la luz, una identidad reconocida.

Gracias a la aportación de los agentes sanitarios del lugar que bebieron desde niños junto a sus abuelas otro modo de cuidar la salud y en diálogo con algunos médicos de la zona se están poniendo las bases para crear un nuevo puesto sanitario que asuma la medicina tradicional, junto a la medicina blanca…

Este proyecto se fue construyendo con otros lonkos y con el pueblo mapuche de Chile. Otra larga espera, madurada en paciencia…

Permanecemos atentas a los que están al margen de la organización porque viven a otro ritmo, y también a las ancianitas que fueron las madres que nos recibieron y ahora están quedando solitas, por enfermedad o ... porque la vida es así.

Seguimos con el desafío de vivir esta vocación-misión, desde el lugar de quien necesita cada día "vaciarse" (Fil 2), … una manera muy humilde de ser y estar presentes, para que "evangelizar" sea valorizar lo que ellos son, escuchando sus palabras, respetando su cultura y su fe, su dignidad, favoreciendo su palabra propia.

Este modo de vivir, hace que nos sintamos como en un gran espacio abierto , palpando muy concretamente anhelos de esperanza.

Solo una opción de vida contemplativa en total gratuidad nos hace desear seguir morando como "huéspedes", como si acabáramos de llegar, siempre como aprendices, siempre como "otras", y creyendo apasionadamente que desde que Dios se hizo hombre, esta gratuidad de vivir con ellos es fecunda.

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld