De Hermanita Magdeleine:

Quisiera que las hermanitas de todos los continentes transparentaran a su alrededor, hasta los confines de la tierra, el resplandor de este Pequeñín que es dulzura, que es ternura, que es luz, que es esperanza. El mundo actual tiene mucha necesidad de ellas:

Dulzura… como respuesta a la violencia que sumerge a todos los países del mundo.

Ternura… como respuesta a las faltas de bondad, de benevolencia, de caridad que encogen el corazón incluso de los que se creen los mejores de los cristianos.

Luz… como respuesta a las sombras que, en nuestra época, van llenando de tinieblas todos los ámbitos del espíritu: filosofía, teología, psicología, política, etc.

Esperanza… como respuesta a los que se sienten solos o no encuentran sentido a su vida.

Hermanita Magdeleine, 8 de diciembre de 1977

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld