Encuentro Interregional Europeo sobre la globalización

Las hermanitas Irene y Carmen Victoria  participaron en el encuentro interregional que sobre el tema de la globalización se celebró en Lyon. De este encuentro queremos resaltar algunos aspectos:

- Una mirada realista sobre los efectos de la globalización, algunos de ellos positivos, otros tan negativos. Entre estos es especialmente preocupante las enormes fracturas sociales que se van creando, cuando todo está al servicio del dinero, de la mera rentabilidad y de la competitividad.

- La toma de conciencia de que el modelo de globalización que se está imponiendo no es el único posible.

De hecho hay muchos grupos que trabajan activamente por otro tipo de globalización, en la que la solidaridad y la justicia apunten a una mejor distribución de las riquezas, en la que se pueda globalizar la salud, la educación y el trabajo para todos, en la que el respeto por el medio ambiente tenga cabida. Un trabajo que hacen demostrando al mismo tiempo que se trata de una globalización económicamente viable. Es necesario que todos apoyemos a tantas redes y asociaciones que buscan presionar a los grandes de este mundo, reclamando este otro tipo de globalización, que puede posibilitar un mundo más justo.

- La presencia de nuestra Ecónoma General, nos permitió tener una visión realista de las enormes diferencias que hay en nuestras fraternidades, en relación con los distintos continentes y lugares en que se encuentran insertas. Mirando nuestra historia vemos que las fundaciones no se hicieron siguiendo criterios económicos, sino por el amor que busca hacernos cercanas, hermanas de los que nos rodean. Por eso continuamos presente en tantos países donde «ganarse la vida» es un verdadero desafío.

Vivimos la comunidad de bienes, y la solidaridad, aspectos  muy importante de nuestro carisma, esto hace que el dinero circule donde sea necesario. Pero los bienes no son solo el dinero, sobre todo son las personas y lo que cada una aporta. Las personas, los proyectos, la vida, las preocupaciones y alegrías, también circulan a través de la Fraternidad.

Abordamos también la importancia de atenernos a un presupuesto en cada comunidad, de estar atentas para no crearnos necesidades, cultivando una actitud de discernimiento continuo.

En este contexto de la mundialización quedan al margen muchas personas desprovistas de lo más necesario y cada vez más desprotegidas. El hecho de estar con ellos, como hermanas, atentas a todos sus valores, dispuestas a recibir de ellos ya es buena noticia y signo del Reino” (Conclusiones del Capítulo General de 1999).

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld