ESTIMADOS AMIGOS Y FAMILIA

Con sencillez ponemos en vuestras manos el tercer número del Boletín Noticias de la Fraternidad. Para nosotras es un motivo de alegría compartir nuestras experiencias de nuevo con vosotros, daros a conocer lo que vibra en nuestras vidas y por dónde andan nuestros corazones. 

El tema de la inmigración y sus implicaciones en el mundo laboral da unidad a los testimonios que componen este boletín. A ello nos ha movido, en primer lugar, el sentir con fuerza y dramatismo el miedo creciente que observamos ante los flujos migratorios que existen en el mundo.

Cada día nos sorprenden las noticias, que hablan de la llegada continua de pateras llenas de mujeres, varones y niños; personas que lo apuestan todo por «encontrar» esta tierra de bienestar y consumo, arriesgando sus vidas y cortando sus lazos familiares y culturales, sus raíces.

El inmigrante, antes de decidirse a venir, ha soñado con «este encuentro», y el deseo de alcanzarlo le pone en camino. La realidad que encuentra casi siempre sólo le aporta miedo, dolor, soledad y muchas puertas que se le cierran, por no decir todas. Pasa de ser una persona con una clara pertenencia, a ser un sin papeles, un ilegal, un no reconocido.

En vez de la tan esperada «nueva vida», el inmigrante se encuentra frecuentemente con un ambiente inhóspito, a veces racista, cuando no, con un sistema que sólo lo acepta como mano de obra barata, que ocupe los puestos de trabajo que los de aquí rechazan y que nadie quiere hacer; son los «nuevos trabajadores» de la economía capitalista neoliberal.

Cada vez es más frecuente que las hermanitas los encontremos junto a nosotras, en nuestros trabajos no cualificados. Son nuestros nuevos compañeros y compañeras.

Los trabajos temporeros, son uno de los lugares privilegiados donde nos hacemos sus compañeros «por destino y opción», ámbito donde nace y se alimenta la búsqueda común. Para nosotras,“los inmigrantes antes que extranjeros son compañeros de trabajo con los que colaboramos en la construcción de una nueva sociedad”.

La diferencia, en lugar de ser una amenaza, es una ocasión para el enriquecimiento mutuo y para descubrir los valores propios de nuestras respectivas culturas y religiones. Desde la acogida mutua, compartiendo los mismos derechos y deberes, podremos alumbrar una sociedad más justa, libre y solidaria.

Esta nueva realidad y la preocupación por vivirla con hondura evangélica, nos ha llevado a celebrar un encuentro en julio del 2001. Un nutrido grupo de hermanitas, pertenecientes a casi todas las fraternidades de Europa, nos reunimos en Sigüenza (Guadalajara) para reflexionar sobre el momento actual de las migraciones y cómo dar una respuesta más adecuada, a la luz de la tradición bíblica, tan rica en este tema.

Encuentro de hermanitas en Sigüenza

Nosotras mismas, si hacemos memoria de nuestra propia historia, hemos nacido como emigrantes, en tierra extranjera. Hta. Magdeleine se fue a Argelia en 1939. Allí vivió una experiencia impactante y fraguó muchos lazos de amistad con ese pueblo, al que llegó como «extranjera». En ese nuevo contexto, tras las huellas del Hno. Carlos de Foucauld, Hta. Magdeleine descubre y acoge «su propia llamada» a «vivir el amor universal». Una vocación que hará concreta, viviendo con los nómadas del desierto en Touggourt.

Hay dos experiencias que marcan definitivamente la vida de Hta. Magdeleine, la muerte durante la guerra de algunos familiares cercanos y su vida en Argelia. Mujer de fuerte temperamento y carácter, se siente llamada a vivir un amor tierno y sin límites a todo ser humano, en especial «al más pequeño». Y a ello se entrega apasionadamente. La acogida que ella, una extranjera, ha recibido de los nómadas musulmanes argelinos configurará el modo concreto de vivir esta llamada, el nacimiento de LA FRATERNIDAD.

La Fraternidad, que ha nacido y crecido en ese contexto, ¿cómo no se va a sentir interpelada por la situación de los inmigrantes en nuestra forma de vivir hoy el seguimiento de Jesús?

Las Hermanitas de Jesús

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld