Abril 1967 – Hermanita Magdeleine con sus amigos de Touggourt.

De Hermanita Magdeleine:

“Sin ninguna duda, la Fraternidad está hecha para la universalidad. Todas las vocaciones para cualquier tipo de pueblo o de problemática pueden encontrar su lugar en la Fraternidad, pero se pide a las hermanitas que tengan una intención particular de ofrenda de sus vidas por sus hermanos del Islam (...)

Porque, al principio, la Fraternidad fue fundada exclusivamente para el Islam y su extensión al mundo entero puede muy bien comportar una intención particular de oración, sin restringir esa universalidad.

Porque el Islam está muy difundido por el mundo, y vale la pena que las hermanitas ofrezcan la vida por sus hermanos del Islam, aunque no vivan todas en medio de poblaciones musulmanas.

Si me preguntaran las razones de mi vocación religiosa, contestaría: Dios me escogió y me pidió que diera la vida por Él. ¿Por qué yo? No lo sé. ¿Por qué no me quiso clarisa o carmelita en vez de hermanita de Jesús? No puedo explicarlo. Por qué me ha pedido que funde una congregación para el Islam, esto tampoco puedo explicarlo... Han jugado muchas influencias secundarias: el Hermano Carlos, mi vocación personal, la preocupación de la Iglesia por este problema inmenso, las dificultades de la tarea... No he dudado nunca ni un instante desde el principio. Es parte integrante de la fundación.”

Hermanita Magdeleine, carta del 25-01-1949

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld