Las Hermanitas en Málaga

 ¡Que alegría  poder vivir  una semana en casa  con nuestras hermanas de Berna y de Wien!

(En el interior de la prisión)

Ellas, como nosotras, van a las prisiones en su país, lo que nos ha brindado la ocasión de compartir experiencias, búsquedas y angustias, aciertos y desencuentros,  el camino recorrido en los años que llevamos acercándonos a ese mundo cerrado y infernal de la cárcel,  lo que nos ha hecho mucho bien. Pero, sobre todo, su visita nos ha dado ocasión para regalarles lo que más queremos: pasear por el barrio y encontrarnos con unos y otros, acoger en casa quien llama a la puerta, ir una mañana a la prisión Alhaurín y estar en el modulo de mujeres… Que conocieran a algunos de nuestros vecinos y amigos a supuesto mucho para todas. El sostenernos, el buscar juntas caminos de acercamiento, el rezar y abrirnos a la palabra de Dios, desde la vida entregada a este mundo, nos ha fortalecido y animado.

Después hemos gozado de otra posibilidad de intercambio, aún más abierto: en Alemania tuvimos una semana de formación con todas las hermanitas que viven en ambientes de exclusión social.

Tiempo intenso de reflexión, de oración, de entrega mutua y, sobretodo, de estrechar lazos que nos hacen sentirnos cada día más familia. A raíz de todo eso, de conocernos más y sentir también las pocas fuerzas que tenemos, nos planteamos vivir un intercambio que ha resultado muy enriquecedor: Elisa se fue un mes a Wien y Daniela se vino un mes a Málaga. Sociedades y culturas muy diferentes, pero lo que se vive en nuestras cárceles  europeas es bien semejante.

Lo vivido con todas ellas nos ha ensanchado el horizonte y el corazón, hoy nuestra Palmilla tiene menos fronteras para nosotras y permanecer aquí, en la rutina del día a día pero con el corazón grande y abierto a los demás, es una bendición.

Hermanita Elisa y Pilar

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld