Iesus Caritas Nº 158

Visita Ad Limina de los Obispos del norte de África

            El pasado junio realizaron la visita ad limina los obispos del norte de África presididos por monseñor Vincent Landel, arzobispo de Rabat. El Papa en la audiencia concedida, como es tradicional al final de la visita, el sábado día 9, recordó a los obispos que “durante los primeros siglos, las comunidades cristianas de vuestra región contribuyeron a crear puentes entre las orillas del Mediterráneo”. También el Papa al hablar de la centralidad de la Eucaristía dijo que “ha de estar en el centro de la vida de vuestras comunidades, como la vivió con intensidad el padre Carlos de Foucauld, a quien vuestras iglesias diocesanas tuvieron la alegría de ver beatificado hace algunos meses”.

            Más adelante, el Papa reconoce la importancia del diálogo interreligioso en sus diócesis y citando el Discurso a los embajadores de países de mayoría musulmana de 25 de septiembre de 2006 comentó que “necesitamos con urgencia un auténtico diálogo entre las religiones y entre las culturas, que pueda ayudarnos a superar juntos todas las tensiones con espíritu de colaboración fraterna” (Cf. L´Osservatore Romano, edición española, 25 septiembre de 2006, p. 3) al tiempo que constataba “que, mediante iniciativas de diálogo y lugares de encuentro, como los centros de estudio y bibliotecas, estáis decididamente comprometidos en el desarrollo y la profundización de las relaciones de estima y respeto entre cristianos y musulmanes, con el fin de promover la reconciliación, la justicia y la paz”.

            El Papa, al hablar de la importancia de la vida consagrada en las diócesis del norte de África comentó que “su vida de oración y contemplación es una gracia para toda la Iglesia en vuestra región. Su fidelidad discreta a la población que los acoge, como mostró el ejemplo conmovedor de la comunidad de Tibhirine, es un signo elocuente del amor de Dios, que quieren manifestar a todos”.

            Al finalizar su alocución el Papa exhortó y animó a los obispos en su ministerio al servicio de los pueblos de su región y puso como ejemplo al beato Carlos de Foucauld, “para que los cristianos de vuestros países sean testigos creíbles de la fraternidad universal que Cristo enseñó a sus discípulos”.

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld