Iesus Caritas Nº 158

Asamblea Europea de la

Fraternidad sacerdotal

El pasado mes de julio, durante los días 12 al 20, se celebró el encuentro de responsables europeos en Kärnten (Austria) con la asistencia del responsable regional español, Gabriel Leal Salazar, al que acompañó Aquilino Martínez Gallego. Nuestra redacción ha querido ampliar la noticia dialogando con Aquilino.

P. ¿Ha sido su primera experiencia de encuentro de fraternidad fuera de España?

R. Sí. Por cierto tengo que agradecer a la fraternidad española la iniciativa y el apoyo para que pudiera acompañar al responsable. Os puedo decir que el encuentro ha sido muy rico en experiencias que ahora se convierten en un reto para vivirlas personalmente y trasmitirlas a otros hermanos.

P. ¿De qué tipo son esas experiencias a las que alude?

R. Todo encuentro humano es por sí enriquecedor. El encuentro con personas de diversos países, con otras formas de vivir propias de sus respectivas culturas, la participación en liturgias variadas en signos y lenguas, […] ciertamente que nos abre el corazón y la mente a lo universal. Destacaría la oportunidad única de conocer con mayor profundidad las notas características de una iglesia particular tan rica en historia y expresiones como la austriaca. Los días que pasé compartiendo la vida en una parroquia serán para mí inolvidables pues me facilitaron la oportunidad de conocer la realidad y ponerle rostro humano. Precisamente estuve en la parroquia del actual responsable austriaco que habla español.

P. ¿Cuántas naciones han asistido al encuentro austriaco?

R. Nos reunimos veintidós participantes de Alemania, Francia, Irlanda, Bélgica (Flamenca y Valona), Malta, Italia, Austria y España. Por diversas razones se excusaron las fraternidades de Polonia y Hungría. Algunos países, como Suiza, estaban representados por otros por diversas razones.

P. ¿Se hace difícil compartir ante tanta diversidad?

R. No. ¡Al contrario! Los problemas del idioma se minimizan con unas buenas traducciones al alemán, francés e inglés. La acogida exquisita y la hospitalidad hacen que se superen los obstáculos de la lengua y cultura.

P. ¿Cuál es la situación en número de hermanos en estas fraternidades?

R. Es dispar. Destacan naciones como Francia con más de setecientos miembros a la que le sigue de cerca Alemania con una cifra en torno a los cuatrocientos. Países con menor número, tal es el caso de Austria, llama la atención porque la media de edad es muy baja abundando la participación de los sacerdotes jóvenes. España cuanta, entre sacerdotes con el compromiso y simpatizantes, con un centenar.

P. Toda reunión tiene un orden del día, ¿cuáles son los núcleos temáticos en los que se ha centrado el encuentro?

R. El lema de la asamblea indicaba ya los núcleos de trabajo. Decía así: “La Fraternidad: escuela de comunión para la misión de la Iglesia”. Además de hablar de comunión e intentar vivirla también teníamos temas importantes que tratar tales como el compartir la experiencia y estudiar la aplicación de la asamblea mundial celebrada en noviembre de 2006 en Sao Paulo o la elección de nuevo responsable europeo al terminar el periodo de seis años del belga Eddy Legae. Para mi fue una experiencia interesante y grata formar parte de la mesa de edad para la elección del nuevo responsable al ser curiosamente el más joven de los asistentes. La verdad es que se trabajó bien. Las Fraternidades nacionales presentaron candidatos en número de cinco del que salió elegido Lorenzo Dagnon en segunda votación. Es importante hacer notar para nuestros lectores que fue propuesto el español Aurelio Sanz Baeza para este servicio por las fraternidades belgas.

P. ¿Nos podría presentar al nuevo responsable europeo?

R. Es un sacerdote experimentado de una diócesis de los alrededores de Paris donde actualmente sirve a su iglesia particular como vicario general. Es bueno que un sacerdote francés sea el responsable pues la historia y número de la fraternidad francesa le hace necesariamente ser una referencia constante para el resto de fraternidades. El programa del nuevo responsable, como todas las cosas de la Fraternidad, es sencillo y por eso en sus primeras palabras, una vez finalizada la elección, fueron de invitación a la fidelidad al evangelio viviendo el carisma foucaldiano y expresión del deseo de continuar trabajando en la línea del anterior responsable que, por cierto, ahora forma parte del Consejo que acompaña al responsable general, el dominicano Abraham Apolinario, habiendo sido encargado para el seguimiento y la atención de las fraternidades europeas. Quizás sea relevante destacar el deseo del nuevo regional europeo de visitar a las fraternidades con cierta asiduidad.

P.  ¿Además hay alguna novedad digna de resaltar?

R. Son muchas cosas las que se pueden vivir en diez días. Quizás, por la repercusión e implicación europea, resaltaría los varios proyectos para la celebración de algunos meses de Nazaret, del que destacaría el previsto en Viviers, lugar donde Carlos de Foucauld fue ordenado sacerdote.

P. ¿Todos los años se celebra este encuentro europeo?

R. Los encuentros europeos son bianuales. En la asamblea de Almería se optó por esta periodicidad. Hacia ya tres años que no se celebraban pues en el año 2006, como dije anteriormente, se celebró asamblea general en Sao Paulo y allí hay posibilidad de encontrase por continentes al ser una asamblea más larga.

P. Entonces, ¿cuándo y dónde se celebrará la próxima asamblea?

R. Se acordó celebrar la próxima asamblea en el verano de 2009, en principio si no hay nada en contra en Malta. Si por razones logísticas no pudiera celebrarse en este país está previsto sus sustitución por Inglaterra?

P. ¿Hay algún tema ya previsto para su preparación en los diversos países?

R. Aún es pronto pero, como es lógico, habrá que desarrollar los acuerdos de Sao Paulo y esta asamblea europea. El trabajo va dirigido a recuperar el sentido de pertenencia a la Fraternidad y a la revisión y puesta al día del actual Directorio vigente redactado en Montefiolo a la sombra del II concilio Vaticano.

P.  ¿Alguna cosa más?

R. Quizás por el interés que puede suscitar en nuestros lectores hablar una palabra de la información que nos hizo el belga Amand de Coks sobre el encuentro internacional de las familias celebrado en Argelia donde se habló con preocupación del progresivo envejecimiento de los miembros que componen las fraternidades como una de las grandes preocupaciones de las fraternidades junto a las dificultades para convocar a nuevos miembros que hacen pensar que hemos de plantearnos nuestra identidad y, desde ahí, ofrecer la vivencia del carisma y la participación en fraternidad a otros.

 

Aviso legal

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld