Inicio > Oraciones > Orando > Salmo del hermano Carlos

 

 

Salmo del Hermano Carlos

 

-    Apenas creí que había un Dios, comprendí que no podía vivir si no sólo para él.

-    No hay mayor amor que dar la vida.

-    Orar es pensar en Jesús, amándole. La mejor oración es la que tiene más amor, es el grito del corazón.

-    Quiero vivir únicamente para Dios, caminando en las huellas de Jesús de Nazaret. Es tu única regla, pero es tu regla absoluta.

-    Ninguna palabra del Evangelio me ha impresionado tan profundamente como esta: Todo lo que hagáis a uno de estos pequeños, a mí me lo hacéis.

-    No puedo concebir el amor sin una necesidad imperiosa de configuración, de semejanza.

-    En la encarnación, Dios abrazó nuestra vida. Qué humillación profunda contiene este misterio... Tomó hasta tal punto el último lugar que nadie pudo quitárselo.

-    Mi apostolado debe ser el apostolado de la bondad, mirando a todo ser humano como a un hermano querido.

-    Mi bien amado y Señor Jesús. Quiero vivir la vida de Nazaret, e imitarte con todo mi corazón, con todas mis fuerzas y amor.

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld