Inicio > Oraciones > Orando > Oración en el exilio

MONS. MARCELO MENDIHARAT

Oración de nuestro pastor en el exilio.

En los largos, duros y tristes años que la dictadura uruguaya separó a Marcelo Mendiharat de su pueblo, circuló, entre nosotros, esta oración. De un lado estaba el texto y del otro lado había una figura de 3 palomas en vuelo y a pie de página decía:  Marcelo Mendiharat. Obispo de Salto. Oración de nuestro pastor en el exilio.

Esta tarjeta – que aún conservamos – significó para nosotros, la certeza de la presencia de Marcelo y un grito de rebeldía.

Marcelo se encargó de aclarar posteriormente que la autoría de la Oración no le pertenecía ( es una oración de origen francés que él adaptó y difundió), pero la misma quedó indisolublemente unida a nuestro corazón, por lo que seguirá siendo la Oración de Marcelo en el exilio.

 

Señor:

En el silencio del día que amanece

vengo a pedirte paz,

sabiduría y pureza.

 

Quiero mirar al mundo

con ojos llenos de amor;

ser paciente,

ser comprensivo,

manso y prudente.

 

Ver, a pesar de las apariencias,

a tus hijos

como Tú mismo los ves

y así no ver sino el bien de cada uno.

 

Cierra mis oídos

a toda calumnia

y guarda mi lengua

de toda maldad.

Que solo de caridad

se llene mi espíritu.

 

Que yo sea tan bondadoso y alegre

que todos, cuantos se acerquen a mí,

sientan tu presencia.

Revísteme de tu belleza, Señor,

y que en el curso de este día,

yo te revele a todos. Amén.

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld