<<<------>>>

Asamblea Internacional de la Fraternidad Secular

Arusha, 20-30 de julio de 2006

Materiales para preparar el encuentro

 

Tema 3: Riqueza y pobreza,

fuente de conflictos, violencia, guerras, etc.

3.1. Riqueza y pobreza, fuente de conflictos, de violencia y de guerra…

(Boletín Internacional 72)

Marianne Bonzelet

 

El texto siguiente es “el fruto” de una revisión de vida del equipo internacional realizado durante el encuentro de Arusha del verano.

El tema no trata de la pobreza o de la riqueza como tales. En efecto, ¿qué quiere decir “ser pobre”? ¿Dónde se sitúan los límites de la pobreza? ¿Qué significa ser rico? ¿Dónde se encuentran los límites de la riqueza?

Se trata sobre todo de la relación entre “pobre y rico”, y de la tensión vivida entre pobreza y riqueza. Esta tensión está a la base de los conflictos que llevan a discusiones, codicias, violencias y guerras. Esta tensión puede separar a los humanos, producir agresividad entre ellos y convertirlos en enemigos. Visto así, se trata no tanto de un problema económico  como una cuestión de dignidad, una actitud de vida y un estado de espíritu.

Lo que caracteriza a los pobres es su vulnerabilidad; ser pobre es estar expuesto directamente a todos los peligros.

-          Sin protección, en la inseguridad.

-          Sin seguridad ni economía a la que poder recurrir.

-          Sin inmunidad necesaria para luchar contra los virus y las enfermedades contagiosas, quedando todavía más frágiles.

-          Sin ningún ahorro personal y viviendo de la solidaridad de la sociedad, solidaridad que acaba siendo indispensable.

Como consecuencia, la pobreza no es únicamente una carencia de algo o de bienes sino que alcanza al hombre en lo más profundo de su ser, en el centro de su vida.

Tanto los pobres como los ricos puede clasificarse en dos categorías:

Pobreza
Riqueza

+ Pobreza en el Espíritu del Evangelio.

  "Pobreza en Espíritu", esperar todo de Dios.

 + Riqueza que se comparte, que se usa para el bien de todos, para los más abandonados y necesitados.

+ Riqueza que se transforma en otros valores.

- Pobreza material, la que lleva al hombre a  poseer más cosas.                                                           

- Riqueza que acumula siempre más bienes para conservarlos, con dureza de corazón.

Si se tratara sólo de la posesión de bienes, ¿cómo se podría distinguir entre un pobre y un rico? En este caso, un pobre de un país industrializado sería a la vez un rico para otra parte del mundo. Más importante que establecer una diferencia, es saber cómo resolver el problema de la tensión entre riqueza y pobreza o al menos cómo reducirla; habría que buscar una influencia positiva a estos problemas.

Los puntos siguientes nos parecen interesantes como base de reflexión:

-          Tomar conciencia de lo que nos mueve, de lo que enriquece nuestra vida, la fortalece y la hace crecer es una idea común tanto para el rico como para el pobre.

-          Cada uno, sea rico o sea pobre, tiene algo que dar y algo que recibir. Estos dos aspectos pertenecen a la dignidad humana y nos inspiran gratitud. En este sentido la Fraternidad propuso hace algunos años la posibilidad de participar en el apadrinamiento entre fraternidades de distintos países. Reconocer en mí los tesoros que podría compartir podría dar y hacer crecer en mí mayor gratitud que la que pueda sentir por los dones que he recibido.

-          La escucha representa una clave muy importante y una riqueza específica. Cuando escucho a los otros, me abro a ellos y me intereso por su situación particular; construyo un puente entre personas.

-          Una ayuda estupenda para una mutua comprensión es cambiar de punto de mira;  intentar mirar el mundo con los ojos del otro, poniéndonos en su situación; nos ponemos en su lugar y “caminamos dentro de sus sandalias”.

-          La relación con la creación puede llevarnos a establecer un puente entre nosotros ya que en la creación vemos la dependencia de toda vida a la naturaleza y la interdependencia de todo lo que tiene vida.

-          La atención y la estima que se tiene por el otro y el respeto recíproco son necesarios para superar el foso que existe entre pobres y ricos. Estos valores se convierten en fuente de riqueza. Existen falsos ricos y verdaderos ricos, así como en nuestro mundo está lleno de falsos pobres y de auténticos pobres. El problema es saber vivir la situación con dignidad en el respeto mutuo.

-          Para crear un vínculo entre un pobre y un rico es necesario renunciar a toda superioridad o dominio sobre el otro, no hay que querer dominar la situación. Ello implica el respeto y la aceptación de la reciprocidad.

-          ¡El que ama ya es pobre!  ¡El que ama no desea ejercer un poder! ¡no se puede forzar al otro!  Los pobres no piden; el amor les lleva a experimentar la interdependencia; dependen uno del otro. Además no se puede pretender comprar amor: el amor es un regalo gratuito y no merecido. Ser amados nos convierte en pobres, (dependientes) y nos volvemos agradecidos por el regalo del amor.

-          La respuesta de Dios ante las diferencias entre pobres y ricos se llama “Encarnación”. Cuando el Hijo de Dios se hizo  hombre reveló su amor por los hombres, compartió su suerte. Un amor compartido y compartir con amor provocan la paz. Una actitud como ésta no se basa en un orden rígido sino en un orden que se renueva constantemente en el seno de nuestra humanidad y que se traduce en creatividad y en más fuerza.

Siendo pobre puedo ser rico en solidaridad, en relaciones, en conocimientos, en experiencias, en sabiduría, en amistad.

Para ser auténtico “hermano universal” (hermana universal) tengo que ser “pobre”. Tengo que aceptar la igualdad con el otro.

Un rico que quiere permanecer rico no puede ser pobre. Se quedará reducido a sí mismo y no sobrepasará sus propios límites. Al rico, el que posee, le resultará difícil comprender a los demás, compartir, admitir a los demás en su vida y vivir una auténtica relación.

 

Pistas para la reflexión

1.     Hablando de riqueza y pobreza, ¿qué relación veis entre tener y ser?

2.     La riqueza y la pobreza, ¿de qué manera son motivo de paz o de violencia en nuestro país, en nuestro continente? Buscad ejemplos concretos.

3.     ¿Cuáles son las diferentes dimensiones de la riqueza y la pobreza? ¡Cómo vivís la riqueza en el plano socio-económico, en el plano político, social y espiritual? Dad ejemplos que ilustren cada caso.

4.     ¿Cuáles son los límites de la riqueza y de la pobreza? Si existe, especificar con ejemplos concretos; y si no existen, decid el porqué.

5.     ¿Cómo se reconocen al rico y al pobre? ¿Existen criterios específicos o preestablecidos para su clara distinción? Explicadlos.

6.     ¿Cómo se puede contribuir a la riqueza o a la pobreza de nuestro prójimo? ¿Cuáles son los comportamientos que refuerzan la pobreza de nuestro alrededor?

7.     ¿Cuáles son los grados de pobreza y cuáles son sus remedios? Buscad respuestas en los casos concretos sacados de vuestras experiencias vividas en el cada día.

8.     ¿Qué entendéis por falso rico o por falso pobre? ¿Cómo evitar caer en estos dos campos?

<<<------>>>

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld