Fraternidad Secular

Asamblea Internacional

Arusha 2006

La revisión de vida.

De acuerdo a las experiencias que pudimos llevar a cabo los miembros del Equipo Internacional, durante nuestras visitas y contactos los últimos 6 años, la “revisión de vida” es uno de los asuntos más descuidados por las Fraternidades.  Por esto lo incluimos en la programación.

 

¿Qué  es una revisión de vida?

·         El Hno. Carlos no hizo “revisión de vida” en el estricto sentido de la palabra, ya que él vivió de manera solitaria y no tuvo vida en comunidad.  Sin embargo, él estuvo siempre buscando hacer la voluntad de Dios, con el fin de imitar a su “bienamado hermano y Señor Jesús” y para “gritar el evangelio” con toda su vida.

·         En los pasos del Hno. Carlos, nosotros también queremos seguir e imitar a Jesús y buscar la voluntad de Dios para nuestra vida.  Como cristianos estamos llamados a estar atentos a qué es la voluntad de Dios para nuestras vidas.  Estamos llamados a descubrir nuestra misión, el lugar que Dios provee para nosotros. 

·         Para entrar en una “revisión de vida” hay dos condiciones que deben estar presentes en quienes participan de ella:

o       Estar motivados por un profundo deseo de seguir a Jesús de Nazaret, de ser un verdadero discípulo de Jesús, y por un profundo deseo de cambio.

o       Estar profundamente convencidos de que podemos ser ayudados por los hermanos y hermanas de nuestra Fraternidad local, en quienes confiamos, y quienes están comprometidos en nuestra misma búsqueda. 

·         Los miembros de la Fraternidad a menudo evitan la revisión de vida por diferentes razones:

1)      Los miembros no se atreven a hablar acerca de sus dificultades reales.

2)      Los miembros se sienten demasiado cercanos los unos de los otros.

3)      Los miembros temen ser condenados (enjuiciados negativamente).

4)      La revisión de vida es mirada en un sentido negativo (hablar sólo de dificultades, de situaciones en las cuales he fracasado) más que positivo, como un medio, como una ayuda, para entender qué pasa en mi vida y cómo Dios está actuando en ella.

·         Pero la revisión de vida en Fraternidad debería considerarse como una posibilidad que se ofrece para desarrollar nuestra personalidad, no para encontrar soluciones para un miembro ni para enjuiciar personas. 

·         Por tanto, es muy importante estar atentos a las condiciones concretas:

1)      Una “revisión de vida” presupone un clima de fe y oración en grupo.

2)      Para lograr una verdadera revisión de vida, debe haber suficiente profundidad en la amistar e intimidad para permitirle a los miembros compartir su vida espiritual.

3)      Son indispensables confianza mutua, discreción y gran respeto por la vida personal de todos los miembros.

4)      Quienes conducen la revisión de vida, deben tomar en serio todos los hechos que comparte el hermano o hermana de quien se hace la revisión,  y deben ayudarle a llegar al fondo de su revisión, con el fin de ayudarle a descubrir la verdad, aún si ésta causa incomodidad.

5)      Lo deseable es una mejor comprensión del otro, no meramente contar historias, sino ayudar a profundizar la mirada hacia adentro, con posturas fraternas y cualificadas.   

·         La “revisión de vida” entendida de esta manera, se convierte en una “lección comunitaria” para nuestras vidas vistas a la luz de la Palabra de Dios, con el fin de ser capaces de discernir la presencia y la voz de Dios.

·         A través de la “revisión de vida”, nosotros recibimos, el uno del otro, una nueva manera de comprender lo que nos pasa.

·         La “revisión de vida” tiene la intencionalidad de ayudarnos a encontrar a Jesús actualmente presente en nuestra existencia y como resultado, acogemos sus demandas concretas.  Se convierte en un medio para nosotros llevar a cabo nuestra conversión permanente.

·         Además de esto, es una aplicación concreta de la Oración de Abandono, nuestro Padre Nuestro (hágase Tu voluntad en mí...) en nuestra vida.

·         La “revisión de vida” nos ayuda a salvar los obstáculos que bloquean nuestro camino hacia el descubrimiento de Dios:

o       Obstáculos que vemos y conocemos pero no tenemos el coraje para superarlos.

o       Obstáculos que nuestros hermanos y hermanas nos ayudan a descubrir al hacernos preguntas sobre los hechos que compartimos.

§         Porque en cuanto miro mi vida a la luz del Evangelio, así como también leo el evangelio a la luz de mi vida, hay dos sentidos en los que hago la “revisión de vida”:

·         Al partir de un pasaje del Evangelio e ir hacia la realidad concreta, o viceversa,

·         Al partir de un hecho de vida e ir hacia el Evangelio.

El objetivo entonces es mirar la vida de uno a la luz del Evangelio, para tratar de escuchar la voz de Dios y responder en la vida cotidiana.

 

Origen de la revisión de vida.

·         La revisión de vida se hizo popular en el movimiento de la JOC (Juventud Obrera Cristiana) fundada por el Cardenal belga Cardjein.

·         En este movimiento se utilizó la revisión de vida, para analizar sus vidas y actividades:

o       Viendo lo que pasa,

o       Juzgando y evaluando qué hacer,

o       y finalmente Actuando.

·         Esto es lo que hicimos durante nuestra asamblea internacional:

1)      Miramos nuestra realidad.

2)      Evaluamos lo que deberíamos hacer

3)      Finalmente, somos llamados a actuar.

·         Pero cuando nosotros hablamos de “revisión de vida” tiene un sentido especial.  No concierne solamente a ciertas actividades, sino a una manera personal de conducir mi vida.  Es una especie de “entrenamiento” para desarrollar ciertas actitudes o valores importantes en mi vida.  Y yo aprendo estas actitudes en las situaciones concretas de mi vida cotidiana.

·         Así, una revisión de vida significa:

1)      Mirar atentamente las situaciones de mi vida.

2)      Indagar dónde y cómo está Dios presente en mi vida y qué me dice el Evangelio en esa situación.

3)      Finalmente, asumir las consecuencias de lo que he aprendido por el compartir con los otros, y actuar. 

 

La oración de atención amorosa.

·         Mucho antes de que la Juventud Obrera Cristiana (JOC) escogiera este método, fue enseñado por San Ignacio de Loyola en sus ejercicios espirituales.

·         Para él era el aspecto más importante en los ejercicios, tener una vez al día una especie de examen para descubrir mejor  la voluntad de Dios.  Aún llegó a decir que aquellos quienes realizaban los ejercicios podían dejar de lado todo –excepto este examen-.

·         Él lo propuso como el elemento diario más importante para todos aquellos que no podían asistir a una casa de retiros espirituales pero hacen los ejercicios en casa.  (En Alemania esta clase de ejercicios en la vida diaria son muy conocidos en muchas Diócesis). 

·         Pero hoy día no se usa más la expresión “examen”.  Es mejor hablar de evaluación con una mirada amorosa a todo lo que ha pasado durante el día.  Hoy día se conoce a menudo con el nombre de “oración de atención amorosa”.

·         Esta oración puede ser útil para entrenarnos con el fin de ser capaces de abrirnos a una revisión de vida en nuestras Fraternidades.

·         Hay diferentes pasos para hacer esta oración:

o       En un momento de silencio, concientízate de que tú estás en la presencia de Dios. 

o       Da una mirada, repasando lo que te ha acontecido durante el día,  como una película, hora tras hora... ¿Cómo fue mi despertar en la mañana?... ¿Recuerdo sueños que tuve durante la noche?... ¿Cuáles fueron los sentimientos que me acompañaron durante la mañana?  ¿Cómo me he sentido durante el día?  ¿Qué he sentido en las diferentes situaciones vividas? ¿Dónde o cuándo he sentido gozo, alegría, consolación?  ¿Dónde o a raíz de qué he sentido desconfianza, frustración?

o       Dónde y cómo podría descubrir la acción de Dios en mi vida.

o       Doy gracias a Dios por todas las cosas positivas que he recibido durante el día.

o       Traigo al Señor todas las tristezas, todo lo que me ha entristecido, las situaciones en las cuales he fracasado, pidiendo su misericordia.

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld