Fraternidad Secular

Asamblea Internacional

Arusha 2006

 

Mensaje final de la Asamblea General

África acoge la Asamblea General de la Fraternidad secular Carlos de Foucauld

 

La octava asamblea reunió un centenar de delegados en Arusha, (Tanzania), del 20 al 31 de agosto. Los miembros de la Fraternidad Secular presentes en 49 países estuvieron invitados durante los 3 últimos años a compartir sus experiencias sobre:  “La visión profética y apostólica de la fraternidad Carlos de Foucauld, ayer y hoy”.   Ricas en aportaciones, las 34 delegaciones presentes, procedentes de los 5 continentes, lo  compartieron, unos con otros, a pesar de la diversidad de situaciones geográficas, de lengua, de cultura, sociales…

La inspiración de las Escrituras, los numerosos textos de meditación y de celebración y las experiencias compartidas, han acercado a unos a otros y a la vez ha hecho tomar conciencia de nuestros límites; pero también de la unidad y de la amistad que Jesús puso en nosotros, tal y como las vivió el Hermano Carlos.

Hemos sido testigos de la solidaridad de nuestros hermanos y hermanas africanos a través de su vida eclesial y de la visita a proyectos relacionados con la vida de los niños, la promoción de la salud (el tratamiento del SIDA), la promoción de la mujer…

Tras las huellas de Carlos de Foucauld, comprendemos que somos constructores de paz en nuestras familias, barrios, países y continentes; porque como el conjunto de la población civil, muchos miembros de las Fraternidades están pagando un pesado tributo a la guerra y a la opresión, en muchos países (Congo, Líbano, Irak…)  Hemos hablado en esta asamblea de la fuerza, la valentía y el grito de las mujeres, deseosas de encontrar el lugar digno que ellas deben ocupar en la sociedad, a la vez que son víctimas de las peores vejaciones, en ciertos lugares.

Las diferencias cada vez mayores entre ricos y pobres, la expoliación de los bienes, la mala gestión de los gobiernos, desfiguran la creación y deben incitarnos individual y colectivamente a actuar junto con todos los que luchan por un mundo en que la justicia y la paz son la base de las relaciones entre los hombres, las mujeres, los pueblos y los Estados.

Aspirando a vivir el amor y la ternura de Dios como lo vivió nuestro Hermano Carlos, la asamblea invita a las Fraternidades a ponerse en marcha ante estos desafíos:

-       Profundizar en nuestras Fraternidades el espíritu de escucha y de amistad para que cada uno, venga de donde venga, sea reconocido y contribuya al crecimiento de la Fraternidad. (1)

-       Seguir con toda lucidez y respeto mutuo el diálogo con los musulmanes, otras religiones y los no creyentes. (2)

-       Intensificar la colaboración con todas las asociaciones que luchan por el respeto y el desarrollo de todos los hombres, la promoción de la paz y el reparto justo de las riquezas. (3)

-       Crear sentido de comunidad en el ambiente en que vivimos, manteniéndonos abiertos y ecuménicos y respetando a cada cultura en su diversidad. (4)

-       En el seguimiento del hermano Carlos, vivir plenamente el amor de Jesús, profundizando en su mensaje, tomando tiempo para la oración, compartiendo la eucaristía y viviendo encuentros fraternales. (5)

Agradecemos al equipo internacional el crecimiento de la Fraternidad en estos 6 años como una de las 19 ramas de la Asociación Carlos de Foucauld. y de haber puesto a disposición de los responsables, “La Pequeña Guía”, como instrumento válido para todas las familias, y principalmente para los grupos que se inician.

 

Arusha (Tanzania),  30 julio de 2006

 

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld