Fraternidad secular Carlos de Foucauld

Hoja Informativa - Nº 241

CARTA DEL ENCUENTRO CONTINENTAL DE LAS FRATERNIDADES LAICAS HERMANO CARLOS DE FOUCAULD DE LAS AMÉRICAS,

SANTIAGO (CHILE) 6-11 DE ENERO 2OO9

“SEGUIDORES DEL HERMANO CARLOS EN NUESTRA AMERICA HOY”

Reciban un abrazo y saludo de corazón de este primer Encuentro Continental de las Fraternidades Laicas de las Américas con participantes de la mayoría de los países (Chile, Brasil, Argentina, Colombia, Perú, Ecuador, Venezuela, Cuba, Nicaragua, USA). Con mucha alegría tuvimos también la presencia de Henri y Antoinette de la Coordinación Internacional (Bélgica) y de Eutiquio y Isabel de España. Agradecemos la cordialidad y la acogida generosa de las fraternidades de Chile que nos recibieron en sus casas y comunidades, como en el barrio de La Victoria, en especial agradecemos los integrantes del equipo organizador Marco, Rodrigo, María Ximena y Isabel. Gracias a ellos pudimos reunirnos con todas las facilidades para nuestras celebraciones y deliberaciones en la hermosa casa de retiros “Reino de la Paz” ubicada en la pre-cordillera de los Andes en la cercanía de Santiago. Un especial reconocimiento a Francisco y su equipo de cocina que nos alimentó durante todo el Encuentro. Francisco asimismo diseño el logo del Encuentro que se puede ver en el sitio www.tammanrasset.cl. Muchas gracias.

Iniciamos la misma tarde de nuestra llegada, 6 de enero, con una charla de Mariano Puga (de la Fraternidad sacerdotal “Jesús Caritas”) sobre el Hermano Carlos, la opción por los pobres y el mensaje de los obispos latinoamericanos - Aparecida, Brasil 2007. Mariano insistió que como laicos seguidores del Hermano Carlos debemos convertirnos en discípulos y misioneros de Jesús de Nazaret. Llamados a remar contra la corriente y los costumbres del mundo repitió el texto del Apocalipsis que “a los mediocres, el Señor los vomitará de su boca”. Así nos metió de lleno en el tema central del Encuentro “seguidores del Hermano Carlos en nuestra América hoy”.

El miércoles 7 de enero tuvimos el Día del Desierto que fue introducido por Fernando Portillo (Argentina). El hermano con más de 50 años en la Fraternidad nos pidió nuestras opiniones sobre la significación para cada uno de la palabra “desierto”. Luego del compartir los diferentes conceptos nos explicó sobre la necesidad de despegarnos de todas nuestras inquietudes, ideas y preocupaciones durante ese día para poder hacer desierto. Así podamos dejar que Dios nos habla a nuestros corazones. Cada uno fue a encontrar su espacio de desierto, algunos a subir un cerro cercano, otros en la casa y sus jardines. Por la tarde compartimos en pequeños grupos sobre la experiencia, y vimos que es fundamental vivir periódicamente estos tiempos de desierto para nuestra espiritualidad. Como laicos y laicas inmersos en el mundo lo necesitamos como un espacio vital para que Dios nos hable personalmente. Recogimos este mensaje en frases que compartimos en el plenario.

El jueves 8 comenzamos reflexionando sobre las fraternidades, y el mundo que nos rodea. Trabajamos sobre la pregunta: ¿Qué significa ser laico seguidor del Hno Carlos en la América de hoy? Compartimos en grupos las experiencias de fraternidad. Recibimos luego el testimonio de la Hna. Donata (Hermanita de Jesús) sobre su vida de obrera en Italia, y de los 9 años vividos en Copiapó (Chile) trabajando junta a las mujeres recolectoras de fruto. Hizo hincapié en el apostolado de la amistad y en la promoción de la lucha organizada de las mismas por conseguir condiciones dignas de trabajo. Nos pareció un testimonio muy valioso para nuestras vidas.

En la tarde un hermano islámico, chileno de origen sirio, Abdallah nos habló de su vida de fe haciendo énfasis, especialmente ante las preguntas, en la diversidades de las experiencias religiosas en el mundo islámico pero también su unidad en la oración, cinco veces por día, ante un mismo Dios que compartimos todos.

Luego reflexionamos en pequeños grupos sobre nuestras propias vivencias del ecumenismo e interreligiosidad destacando la apertura del Hno Carlos a la diversidad religiosa como hermano universal. Vimos la fuerte influencia del Islam en su vida y su búsqueda de vivir permanentemente en la actitud de abandono a Dios.

El viernes 9 estudiamos la realidad socio, económica y política del continente. Comenzamos con una presentación bien didáctica del historiador y sociólogo chileno Mario Garcés sobre el tema de ciudadanía y democracia tomando una perspectiva histórica. Nos explicó que la democracia actual es sobre todo electoral y formal, y que falta la democracia participativa y ciudadana. Lo importante para lograr una sociedad de igualdad solidaria que buscamos son los cambios desde abajo para arriba. Es importante la participación del pueblo y por eso destacó los procesos que se está viviendo con Evo Morales (Bolivia) y Rafael Correa (Ecuador). Nos alentó a trabajar en las organizaciones sociales de base. Dijo: “La democracia no es sola un sistema político sino un derecho individual”.

En el trabajo grupal buscamos definir los elementos comunes y diferentes de cada uno de los países presentes. Estuvimos todos de acuerdo de que como fraternidades no podemos vivir ajenos a las realidades económicas, sociales y políticas que nos afectan de sobremanera. Estamos llamados a intervenir en la sociedad y en la política en favor de los más pobres y excluidos. Allí es donde se nos presentan los rostros sufrientes de nuestros hermanos y hermanas de que habla CELAM en Puebla (1979) y Aparecida (2007).

Al mirar las realidades comunes surgió un tema que comenzó a atravesar todas nuestras reflexiones. Es la problemática de los jóvenes, varones y mujeres, marginados y excluidos de la sociedad que sufren los flagelos de las drogas, el alcoholismo, la prostitución, la explotación laboral, la desintegración familiar y sobre todo de la violencia. Dar respuesta a esta problemática es el mayor desafío que enfrentan nuestras fraternidades. Compartimos sobre los proyectos en que trabajamos en nuestras profesiones y proyectos orientados a responder a esta situación, y alentamos a que se intensifique este labor. Debemos ser proféticos, no “perros guardianes mudos” frente a toda forma de violencia que viven los pueblos de América.

Entre nosotros estaba Jesús “Chuy” Jiménez (Venezuela) cuya fraternidad en San Felix vive especialmente conmocionada por la violencia delincuencial tanto que Chuy mismo perdió su propio hijo asesinado en mayo (2008). Como gesto de solidaridad con él, su esposa Cristina y con toda su familia y comunidad le entregamos el cirio pascual que había presidido nuestras celebraciones.

Ese mismo noche ante la necesidad de conocer más sobre diferentes realidades de los países representados, tuvimos charlas sobre Cuba, Colombia y Ecuador que fueron bien informativas. Hubiéramos querido seguir con los otros países presentes (USA, Chile, Nicaragua, Perú y Argentina) pero no fue posible.

El último día nos dedicamos a reflexionar sobre el camino de las fraternidades laicas en las Américas. Constatamos un crecimiento y fortalecimiento de las fraternidades en cada uno de los países. Tuvimos presentes también a aquellos países que no pudieron estar presentes por diversas razones– Costa Rica, México, Uruguay, Bolivia, Canadá y Haití. Es la primera vez que se hace un encuentro continental de fraternidades y este hecho debe ser de mucha esperanza para todos y todas. Los participantes del Encuentro pudimos integrarnos de forma muy dinámica más allá de las diferencias idiomáticas y culturales.

Antoinette, la coordinadora internacional, nos informó sobre la primera reunión del equipo internacional que tuvo lugar en Bélgica en agosto pasado, y la decisión de impulsar más la actividad a nivel continental. Destacó la importancia de este Encuentro de las Américas para todas las fraternidades del mundo.

Roberto y Gislene, responsables de la coordinación de las Américas, propusieron una metodología de trabajo dividiendo el temario en 4 áreas; organización, formación, comunicación y financiamiento.

Organización: Vimos como positiva la decisión tomada en Rio 2000 de organizar a todas las Américas en una sola región. Luego para facilitar los intercambios en Arusha 2006 se decidió dividir el continente en tres subregiones; Norte (Canadá, y USA), Caribe – Pacifico (México, Centroamérica, Caribe, Venezuela, Colombia y Ecuador) y finalmente el Sur (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Perú y Uruguay). Ante la experiencia vivida desde Arusha y para facilitar más el intercambio, se resolvió hacer solo dos sub-regiones; Norte y Sur. El Norte incluiría también al Caribe/Pacífico. En cuanto a tareas es importante seguir impulsando la integración del continente comunicándose más con Roberto y Gislene responsables de la coordinación continental.

Una primera tarea son las visitas por parte de los responsables (regionales, subregionales y nacionales) a las fraternidades y países que no han participado del Encuentro Continental. Estas visitas pueden ser delegados en otros miembros pero es un importante compromiso hacerlas lo más pronto posible.

Una actividad fundamental para todos los responsables, especialmente sub-regionales, es animar y apoyar las tareas decididas en este Encuentro en cuanto a organización, formación, comunicación y financiamiento.

Al nivel de los países vemos el crecimiento de las actividades a nivel de la familia del Hno. Carlos no solo para la celebración tradicional del 1 de diciembre sino para los retiros y semanas de Nazaret durante el año.

Es importante seguir profundizando esta dinámica. Es también un motivo de alegría la unión entre los Hermanitos de Jesús y del Evangelio que se está implementando. Hay que seguir intensificando la vida de las fraternidades en cada país, creando nuevas fraternidades sobre todo con jóvenes y organizando los encuentros nacionales.

Formación: Es un tema prioritaria para nosotros. La fraternidad laica necesita descubrir y afianzar su identidad sobre todo entre los jóvenes y los nuevos miembros. A raíz de la beatificación del Hno. Carlos en 2005 esta espiritualidad se hace más conocida y aceptada por la Iglesia. Ante esta oportunidad es una responsabilidad difundir más el mensaje de las Fraternidades y del Hno. Carlos a nivel popular porque ello encierra una forma de vida solidaria de fe y oración con esperanza que buscan mucha gente. Es apremiante entonces impulsar la formación en los distintos elementos de la espiritualidad del Hno. Carlos.

Decidimos :

1. Difundir y adaptar (si es necesario) la Pequeña Guía de la Fraternidad Laica para que todos y todas vayamos profundizando y formándonos en la práctica de la espiritualidad del Hno. Carlos sobre todo en la revisión de vida.

2. Sobre la propuesta de un compromiso formal en la Fraternidad Laica que sugiere la Guía para los nuevos miembros, este Encuentro recomienda que todos los años en la celebración del 1ero de Diciembre cada miembro renueva su compromiso en la fraternidad y lo hacen también los nuevos miembros.

3. Ante el caminar de las fraternidades en las Américas en un compromiso abnegado y esperanzador con los más pobres durante más de 50 años , se nos impone ahora el labor del rescate histórico de este camino. Aquí implica recopilar las historias y testimonios de vida de los mártires de las fraternidades, y también de aquellas personas que ha marcado profundamente la vida de las fraternidades en cada país. Los nuevos miembros deben saber que están entrando en una familia con una identidad marcada a fuego en “el continente de la esperanza”.

4. Nos preocupa que haya una mayor participación de los jóvenes en la Fraternidad Laica, y reconociendo las diferencias generacionales de la población vemos necesario crear un mensaje del Hno. Carlos para los jóvenes. Este mensaje debe ser preparado e impulsado por los jóvenes mismos. Pedimos a la fraternidad de Medellín (Colombia) trabajar en el borrador y proyecto de este mensaje que luego será consultado y elaborado juntos por otros jóvenes de las fraternidades. El mensaje incluirá propuestas de jornadas, vigilias y actividades sobre todo dirigidas para y por los jóvenes.

5. Es necesario para la formación conocer y tener a disposición los textos, aportes, videos y audiovisuales sobre la fraternidad y la espiritualidad del Hno. Carlos. Habría que tener una pequeña biblioteca o centro de documentación en los países o a nivel sub-regional para que los miembros pueden acceder a estos materiales.

6. Considerando la necesidad de profundizar el caminar juntos de las fraternidades durante los próximos años, proponemos crear un lema que motiva y convoca. Para la Asamblea General de Rio 2000 tuvimos “Dios Recrea el Mundo”, y centramos las actividades bajo este lema que fue una experiencia valiosa. Las fraternidades locales deben elaborar propuestas en base de las realidades que viven, y crear un logo atractivo. Hay que trabajar en esta convocatoria ahora en las fraternidades y hacer llegar las propuestas a Roberto y Gislene y a los responsables sub-regionales para que en unos meses podamos iniciar las actividades con el lema seleccionado.

Comunicación: Aunque hemos avanzado mucho en la comunicación a raíz de las visitas , las asambleas (fue importante la participación incluyendo el largo viaje de los delegados a Arusha en 2006) y los intercambios por email (grupos yahoo en Argentina) y skype pero es importante aprovechar de todos los medios para mejorar la comunicación.

Antoinette nos habló sobre el boletín internacional (sale dos veces por año) y quería valorar su utilidad. La opinión del Encuentro fue muy positivo al respeto pero la dificultad era la difusión. Se puede continuar la distribución por Internet y los miembros que tienen facilidad deben imprimir un ejemplar y hacer copias para los demás. Si una fraternidad necesita una copia en papel Antoinette puede enviarlo por correo. Hay que escribirla. El boletín internacional necesita de los aportes (informes, reflexiones, oraciones etc) de todos y todas. También necesita de traductores voluntarios para el español y el inglés. Cada país debe designar una persona responsable de la comunicación para poder superar las actuales carencias, pero sin olvidar que la comunicación es una responsabilidad de cada miembro.

Hay varias paginas WEB de las fraternidades (Chile, Brasil, USA y Colombia). Hay que revisarlas para formular propuestas o crear un nuevo sitio. Roberto y Gislene con los responsables de los sitios van a tener que encargarse de este proceso.

Financiamiento:

Tenemos que aprender a compartir más en la fraternidad en términos económicos para no tener que depender de otros o de Europa. Se va a crear una caja continental y luego cada país debe tener su propia caja nacional. Es importante los informes periódicos para la mayor transparencia. Cada miembro debe aportar a la caja nacional. El equivalente de un día de salario por año podría ser un criterio mínimo, pero cada país decidirá. Se puede implementar campañas de financiamiento para los gastos de encuentros mediante ferias, la venta de artesanías, rifas etc. No se puede ni se debe organizar actividades si no hay financiamiento suficiente para la participación de todos.

Terminamos el Encuentro Continental el domingo 11 de enero con la celebración eucarística al aire libre. Llegaron varios otros miembros de las fraternidades de Chile con sus hijos e hijas, también las Hermanitas y Hermanitos de Jesús y personas amigas.

Apreciamos mucho la dinámica del Encuentro que fue impulsado por el equipo organizador coordinado por Roberto y Gislene con el equipo chileno. Nos integró, nos hizo trabajar, nos dio flexibilidad y pudimos hacer camino en los temas. Las celebraciones litúrgicas fueron alegres y profundas gracias a María Gimena (Chile) y Esteban (Brasil) con sus guitarras, y a los padres Patricke y Eutiquio. La actuación del grupo folklore de La Victoria la última noche fue hermosa y un precioso recuerdo de los bailes de todas las regiones de Chile. También fue lindísimo el canto del coro dirigido por Isabel de la Fraternidad de Santiago en la Eucaristía de la última noche.

En resumen, hermanas y hermanos, como Uds. pueden apreciar el Encuentro Continental fue como una revisión de vida de nuestras fraternidades. Primeramente vimos parte de la realidad que son la fraternidades de Chile en Santiago. En nuestros diálogos fuimos descubriendo el rol del laico en el mundo y en la Iglesia.

Tratamos de encontrar pistas concretas de actuación, organización, comunicación, formación y financiamiento para las fraternidades hasta el año 2012. Hemos rezado mucho junto al resto de ustedes pensando sobre todo en nuestros hermanos y hermanas excluidos. Consensuamos una declaración sobre el conflicto en Gaza (que anexamos) pidiendo por el cese inmediato de toda acción de guerra y por el inicio del diálogo.

¡Es mucho lo que tenemos que celebrar! La historia de la salvación sigue actualizándose. Jesús de Nazaret sigue escribiendo el “quinto evangelio” de la buena noticia para el pueblo. El pueblo recibe esta buena noticia en su realidad y aunque parece pequeño y frágil es poderosa porque es de Dios. Terminamos con unas palabras de Jesús que son tanto afirmación y promesa como desafío.

“Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia.” (Juan 10,10)

Con un fuerte abrazo

Santiago 11 de enero 2009.

Encuentro Continental de las Fraternidades Laicas “Carlos de Foucauld”

Anexo: Declaración sobre el Conflicto Israelí-palestino.

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld