Inicio > Familia > Frat. Secular > H. Informativa > 202 > Benediktbeuern > Qué tu voluntad se haga

Inicio > Familia espiritual > Fraternidad Secular > Benediktbeuern 2003 > Con tal que tu voluntad se haga

Inicio > Documentos > Abandono > Qué tu voluntad... > Con tal que tu voluntad se haga

Reflexiones sobre la oración del abandono

Benediktbeuern, Alemania agosto de 2003

 

2.- CON TAL QUE TU VOLUNTAD SE HAGA... (Michael Holl)

Tanto la oración de abandono como el Padrenuestro tienen la pedida central a Dios: "hágase tu voluntad", sin embargo: Cuál es la voluntad de Dios? Cómo la reconozco? Esta pregunta nos la queremos proponer hoy.

1. En la oración del Padrenuestro: "hágase tu voluntad" quiere decir lo mismo que "tu voluntad de Dios suceda - en mí y por mí"

2. ¿Cual es la voluntad de Dios? Esta pregunta se relaciona con la pregunta: ¿Cómo es nuestra visión de Dios?

Muchas personas han intentado de transcribir la voluntad de Dios, para orientarse en ella; los Santos, maestros de la Iglesia...                      .

Solamente quiero dar un ejemplo:

El Papa Juan Pablo II dijo en la fiesta de Pentecostés en el ano 1999:

... La Iglesia también anuncia, que la voluntad del Padre es que toda Persona se salve y llegue al conocimiento de la verdad" (l Tim. 2,4). Por el seguimiento de Cristo y su mandamiento "que reduce todos los otros mandamientos y nos enseña la voluntad, y dice: Amaos mutuamente! Como yo os he amado, también vosotros amaos unos a otros"

La voluntad de Dios no se opone a mi propia voluntad, sino está en diálogo con ella. ¡La voluntad de Dios no es una dictadura! La voluntad de Dios madura en mí interior en una relación viva. Mi misión de vida es integrar la voluntad de Dios en mi vida, vivir lo que dijo Jesús: “Padre... que no se haga mi voluntad, sino la tuya” (Lc. 22,42b)

Viendo las diversidades y contrariedades de la propia voz interior nos encontramos ante una situación difícil. ¿Cómo reconocer la voz de Dios?  ¿Dónde escucho la voz de mi propia afirmación, comodidad, la voz de los demás... ? Además, existió, y sigue existiendo en la historia, también en el cristianismo, el abuso de la voluntad de Dios. Esto ocurre, por ejemplo cuando otros me quieren determinar, "esto- y nada más- es la voluntad de Dios." "Los seres humanos son manipulados, y van a la guerra, también en Guerras Santas..."

Por eso es la siguiente pregunta tan significativa:

3. ¿Qué criterios para la voluntad de Dios existen?, o, se puede preguntar de otra forma: ¿en

qué reconozco yo, que es la voluntad de Dios, y no mi propia voluntad?

Para ello no existen muestras claras. San Ignacio de Loyola, sin embargo, nos da algunas reglas para "el discernimiento espiritual", esto significa, signos para distinguir.

Si todos, o por lo menos la mayoría de las siguientes oraciones se aplican a mí, entonces puedo estar relativamente seguro de haber reconocido la voluntad de Dios.

La voluntad de Dios se demuestra cuando

- tengo buenos motivos

- se me concede el tiempo y la fuerza necesarios para ello

- algo se acerca solo

- sirve al amor

- siento una inquietud interior

- me oriento en el ejemplo de la vida de un Santo

- se le exige mucho a mi fe

- sigo "las reglas de oro" del discurso en el monte, y ante todo

- Jesús también hubiese decidido o hubiese actuado así.

4. Para nosotros los cristianos, Jesucristo es la voluntad del Padre personificada.

"yo he venido, para que tengáis la vida en abundancia"(Jn 10, lOb) Para Jesús no fue una carga, sino una alegría hacer la voluntad de Dios. El abandono a Dios fue su misión de vida: "Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió y llevar a cabo su obra" (Jn 4. 3 1-34).

El Hno. Carlos: "pregúntate en todas las cosas, qué hubiese hecho nuestro Señor? Y actúa como él hubiese actuado! Esta no es la única regla, pero ante todo es tu norma. Sin embargo, no puedo copiar a Jesús. Yo tengo la misión de realizar mí vida. Por eso me pregunto:

5. ¿Dónde y cómo obra la voluntad de Dios en mí? La voluntad de Dios toca y penetra totalmente las tres dimensiones de mi vida.

a) Punto de apoyo ó fuerza moral.            

Se refiere al centro, la profundidad de mi vida;

          Mí relación con Dios, Jesucristo.

¿Vivo de la fe a Jesucristo?

¿Qué da sentido a mi vida?

b) Actitud            Mi orientación, perspectiva:

Mi orden de valores ó prioridad, temas primordiales de mí vocación, responsabilidad / fidelidad, reconocimiento, posesión, verdad, mis límites.

Por ejemplo ¿Qué valor tiene para mí el poseer?

¿Veo las obligaciones sociales que conllevan las posesiones?

c) Forma de ser      Mi forma de actuar en pensamientos, palabras y obras

La forma de organizar mi tiempo, mis relaciones y sentimientos, mis obligaciones, mí forma de actuar en la familia y en el trabajo.

Por ejemplo: ¿Para qué me tomo el tiempo?

¿Cómo formo mis relaciones?

Cita bíblica: Padre-nuestro Mt 6,9-15

 

Preguntas:

1. ¿Cómo transcribo yo la voluntad de Dios en mí propia vida?

    ¿Cómo ha cambiado a lo largo de mi vida ésta transcripción?

2. ¿En qué descubro, cuál es la voluntad de Dios para mí?

    ¿qué criterios tengo?

3. ¿Cómo se imprime la voluntad de Dios en las tres dimensiones de mi vida?

 

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld