La última

POESÍA DE LA ARDILLA

La ardilla corría delante de mi;

no pude alcanzarla, pero yo la vi.

- Ardilla, ardillita.

¿dónde corres tan deprisa?

- Voy a la piña, voy al piñón

voy a mi cielo voy a mi amor.

En la espesura del bosque,

donde se pierde el sendero,

trepa trepando,

se subió al cielo

A. L. B

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld