Inicio > Familia espiritual > Fraternidad Secular > Hoja Informativa > 210 > Internacional

Inicio > Familia espiritual > Fraternidad Secular > Equipo Internacional 2004

Inicio > Noticias > 2004 > Encuentro del Equipo internacional de la Fraternidad Secular

FRATERNIDAD INTERNACIONAL.

Mensaje del Equipo Internacional de la Fraternidad Secular Carlos de Foucauld, desde Arusha (Tanzania), julio 2004 

¡Hermanos y hermanas de todas las fraternidades del mundo!

Nuestro Equipo Internacional (EI) se reunió en Arusha, Tanzania, del 23 al 31 de julio de 2004 para preparar “Arusha 2006”, o sea, la próxima Asamblea General de la Fraternidad Secular Carlos de Foucauld. A través de este mensaje deseamos mandar un saludo a todos.

Nuestra reunión anterior fue en Benedikbeuern (en Alemania) y ahora nos hemos reunido ocho participantes: Fidaa, de Líbano, representante del Mundo Árabe, Patricio, de Argentina, representante de América, Moing-Jun, de Corea del Sur, representante de Asia, Marianne, de Alemania, coordinadora general, representante de Europa. Nos acogieron Jean Chris y Charlotte, de la República Democrática del Congo, representantes de África. Además contamos con la presencia del padre Josef, de Alemania, nuestro sacerdote consejero y del padre Adrian, sacerdote

consejero africano. Dimos la bienvenida de una manera especial a Moing-jun y a Charlotte en esta reunión del Equipo, la última antes de la Reunión General de Arusha 2006. Fátima, Antoinette y Michaela no pudieron asistir, por distintas razones.

Las fraternidades de Nairobi en Kenia nos acogieron calurosamente, y damos las gracias a los hermanitos del Evangelio Alain y a Luc; también a Peter-Mbuchi de la fraternidad secular que se

encargó de las gestiones para nuestra estancia en Kenia y nuestro viaje a Arusha.

El sábado 23 de julio tuvimos la suerte de participar en la celebración del 50 aniversario de la presencia de las Hermanitas de Jesús en Kenia, en la parroquia de “Nuestra Señora de la Paz”, en Nairobi. Presidió el obispo local con representantes de fraternidades y de su comunidad. Allí pudimos apreciar las profundas raíces de la Fraternidad en el continente africano.

En Arusha, en Tanzania, nos recibieron los miembros de la Familia espiritual Carlos de Foucauld, Hermanitas de Jesús, Hermanitos del Evangelio y Fraternidad secular y el domingo 24 celebramos juntos un tiempo de adoración y una cena en la casa de las hermanitas. Allí encontramos a Tomaso, hermanito del Evangelio que se convirtió en nuestro ángel de la guarda y al que estamos muy agradecidos por su compañía y su asistencia cotidiana.

Nos instalamos en el Centro para Retiros, de las Hermanas Franciscanas; ¡nos atendieron hasta el más mínimo detalle! ¡Se lo agradecemos de todo corazón! También queremos expresar nuestro agradecimiento al Obispo Josaphat; amablemente nos dedicó su tiempo para estar con nosotros y nos transmitió fuerza para llevar adelante nuestra tarea fundamental de laicos dentro de la Iglesia.

Durante nuestras presentaciones, reflexiones, adoración y Eucaristías, ofrecimos nuestras vidas, y las de todos, enraizadas en África, Oceanía, Europa, América y en el Mundo Árabe. Unidos en medio de nuestras diversas realidades, para servir a Jesús según el carisma del Hermano Carlos.

La violencia, la guerra, la exclusión, el terrorismo, la injusticia, el SIDA, la extrema pobreza y la sociedad de consumo afectan a nuestras comunidades con las consecuencias devastadoras de la pérdida de vidas humanas, la inseguridad, el miedo y el odio. Y esto nos lleva a pesar de todo, a solidarizarnos unos con otros en la lucha por la supervivencia y la dignidad humana. Dios, que es Amor infinito, reúne a los hombres y a las mujeres de esta fraternidad universal que el Hermano Carlos vivió en Tamanrasset, en África del Norte. Estamos llamados a romper con todas las divisiones, las de orden étnico, nacional, económico, religioso, ideológico, de sexo, de educación o de cultura, para ser artesanos de paz, constructores de paz y de vínculos de solidaridad, creando puentes de unidad en nuestras familias, nuestras comunidades y en cada esfera de nuestras actividades cotidianas.

Los tiempos en que vivimos nos obligan a una profunda transformación de las estructuras políticas, económicas, sociales y culturales de nuestro mundo contemporáneo para que viva en una mayor justicia, libertad, verdad, integridad y solidaridad. Como creyentes en Jesús de Nazaret sabemos que nuestros esfuerzos fracasarán si no van acompañados de una transformación desde el interior de nuestros corazones, vidas, actitudes y relaciones. Es a través de la vivencia de Nazaret, el compartir comunitariamente y la oración contemplativa como el poder de la Resurrección puede instaurarse para restaurar la vida, la gracia y la bendición en nuestras vidas y en nuestras comunidades rotas.

Durante la corta estancia en África, descubrimos un pueblo que nos acoge con respeto, generosidad y alegría sencilla de la amistad. En la visita a una comunidad Massai, cerca de Arusha, nos llamó humildemente la atención la nobleza y la dignidad con la que esta antigua tribu transforma su ruda

condición de vida en algo magnífico y lleno de promesas.

Nuestra próxima reunión con vosotros será en Arusha en julio del 2006, durante el encuentro, en el corazón de África, para nuestra Asamblea General. Examinaremos la visión profética y apostólica que inspira nuestras fraternidades en la sociedad y en la Iglesia, y nos llama a ser constructores de paz.

Nuestras hermanas y nuestros hermanos africanos experimentan en sus países los desastres del colonialismo, de la guerra, del genocidio, de la discriminación y de la epidemia del SIDA. Nos han invitado a mirar más allá de estas plagas, hacia la riqueza interior espiritual de sus mujeres, ancianos, hombres y niños. ¡Ahora tendremos el privilegio de compartir con ellos!

Nos esperan dos años de diálogo y de creación de vínculos para preparar la Asamblea de julio de 2006. El Equipo Internacional se ha visto enriquecido y bendecido aquí de muchas formas.

Os compartimos estas bendiciones con vosotros y os invitamos también a caminar juntos hacia Arusha 2006.

Moing-Jun, de Corea del Sur. Fidaa Boutros, de Líbano. Patricio Rice, de Argentina. Jean Chris Bisimwa y Charlotte Furaha, de la Rep. Dem. Del Congo. Adrian Cishugi, de la Rep. Dem. Del Congo. Josef Freitag, de Alemania. Marianne Bonzelet, de Alemania

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld