Inicio > Familia espiritual > Fraternidad Secular >  Hoja Informativa > 210 > Tiempos de Reino

Inicio > Testimonios > Tiempos del Reino

EN MARCHA.

TIEMPOS DE REINO

 

Hago la síntesis de estos días, de este tiempo que vivimos en Venezuela, tiempos de Reino, de mucha esperanza, de alegría popular y de no pocas cruces pesadas. Poco a poco vamos

sistematizando el caminar en medio de este pueblo de Dios.

Comienzo por el hoy, día 8 de Noviembre, a las 10 p.m. cuando acabo de llegar de los calabozos de Guaiparo, visitando a tres jóvenes de la comunidad, detenidos y uno de ellos, de 15 años, golpeado terriblemente. Les acusan de haber robado un celular (Móvil). El menor almorzó en la casa, le di para que comprara los tikes para el transporte. En la tarde va con otros cuatro al curso de albañilería y sucede esa historia.

No me da pena decir que algunas veces me siento muy cansado mentalmente, la realidad de

estos jovencitos, la del barrio en general es muy fuerte. Es agresiva, es hiriente. Este muchacho siempre se guarda una carta debajo de la manga, la de la desconfianza, la de no ir de frente y estar en guardia continuamente. Es su mecanismo de defensa ante tantas agresiones recibidas. A muchos de ellos les golpea el abandono, han sido ignorados desde chiquitos.

Hemos celebrado las elecciones para gobernadores y alcaldes de Venezuela. Los resultados han sido, una vez más, un apoyo definitivo al Presidente Chávez. Sólo dos gobernaciones han quedado en manos de la oposición. Es una marea roja. Este pueblo es consciente de que por fin se le respeta. Hay muchas necesidades, desempleo, inseguridad, y los hospitales ni qué decir. En el Raúl Leoni de Guaiparo te puedes infectar por el estado de suciedad, de abandono. Y no hay nada, nada de nada., mil problemas…pero el pueblo se siente acompañado, se ve en un camino de superación y dignidad. El proyecto que vivimos va más allá de la persona del Presidente. Hay cambios que son irreversibles, que no tienen marcha atrás. Y ahora la responsabilidad es mayor: el reto es cumplir a cabalidad la misión que le ha dado el Pueblo soberano.

La oposición está sin rumbo. En los últimos años esa oposición ha sido una vergüenza: jugando a la ruina del país, destruyendo sus riquezas, provocando el caos, golpes de estado,

paralización de la industria petrolera, financiada por USA, apostando por el terrorismo y la

guarimba (movilizaciones en la calle). La mayoría de esos supuestos dirigentes de oposición están en Miami. Y lo triste es que la Jerarquía eclesiástica se alió con esta gente, y fue su vocero, en contra de los sentimientos y de la postura del pueblo.

Insisto en que el proyecto político del momento que vivimos tiene la base y el sustento de solidaridad, de espíritu, de religiosidad. Todo apunta hacia el grupo, los proyectos de desarrollo, los de educación, la economía, las leyes de tierras…todo, todo lo que se proyecta tiene en la mira al pueblo organizado, la comunidad es la protagonista, pero una comunidad que se siente fuerte, unida, hermanada. Nadie le había presentado a este pueblo tal espiritualidad. Es bueno que aprendamos en las iglesias de cómo este hombre, el hoy Presidente, tiene esa veta profética por la paz, por la integración, por el sentido de solidaridad entre los pueblos. Las bases de la Iglesia sí han entendido el mensaje. Es la religión de la calle, es la religiosidad del mundo, la secularidad concreta desde el Dios de Jesús, amigo de la utopía del pueblo a las orillas del lago o en escalar la montaña de las bienaventuranzas.

Estamos preocupados porque no acaban de bajar a la realidad los proyectos que presentamos: 670 solicitudes de préstamos y créditos por valor de 3.500 millones. Cuando Herminio se regresó a España en Agosto pasado, se llevó el proyecto de la construcción del templo de la Comunidad cristiana San Juan Bautista de la Salle de la UD-104. Hizo gestiones ante la Conferencia Episcopal Española. Hoy, día 9 de Noviembre, la administradora de la diócesis nos ha comunicado que les llegó la cantidad de 10.950 dólares para ayuda de la construcción del templo. Mandaron 9000 euros que al convertirse en dólares equivale a esa cantidad. Viene a ser traducido en bolívares unos 28 millones de bolívares, casi 29. Una buena ayuda que junto a lo que llega de otras comunidades solidarias como la Fraternidad de Foucauld de Valencia nos permite mantener algunos de los proyectos de la parroquia. Herminio está en España y se siente más solidario con este pueblo que muchos que están aquí.

Hemos llegado a 67 personas que están almorzando en el proyecto del comedor popular de la parroquia. Esta sí es una realidad concreta. Personas que no almorzaban, que comían mangos verdes, a esas personas mayores, a los jovencitos les llegó la comida. Está funcionando el comedor popular. Tres personas cocinan, hacen la compra y a los que no pueden venir al comedor por edad o enfermedad, hay vecinos que le llevan la comida a su casa. Estamos muy contentos.

Queremos centrarnos en el proyecto PARAMACONI, que Herminio conoce. Niños hay por demás, y aunque la mayoría está escolarizado todo es un poco suave. Si el niño no va, no pasa nada. Son niños del barrio, descalzos, todo el tiempo en la calle, precoces, abandonados por sus madres en cuanto atención se refiere. Además de los niños, necesitamos atender a las jóvenes madres, hoy más perdidas que sus niños. Atención y acompañamiento: pedagógico, psicológico, personalizada la relación. Madres que se estimulan y se superan. Orientación de pareja, de familia.

Además de Paramaconi, pensamos en la 107 (Barrio nº 107) y en el barrio de Delicias. En cualquier de estos lugares trabajaríamos para conseguir unos locales de y para la comunidad. Cada día hay más personas indigentes en las calles de San Félix. Desde hace más de un año un grupo de mujeres está sirviendo un desayuno los días martes, a las 7 a.m., cerca del mercado de San Félix. El objetivo es conseguir una casa donde los indigentes puedan asearse, cambiar de ropa, una alimentación a concretar, ser atendidos cuando lo necesite su salud.

En esta espiritualidad de acogida, confesamos que los indigentes son hermanos nuestros, que ellos son la cara del Dios pobre y que en ellos Jesús encarnado nos habla e interpela. La solidaridad será el alma de este proyecto y desde ahí, buscaremos en otras instancias ayuda

y colaboración.

Matías Camuñas

Párroco de S. Buenaventura. S, Félix (Ciudad Guayana).

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld