LA ÚLTIMA

BIENAVENTURANZAS DEL PODER

Bienaventurados quienes gobiernan

Para que todos tengan pan paz y placer,

transmutando las antiguas estructuras

en una multiplicación de harturas.

Bienaventurados los que gobiernan

Con coraje, libres de maquiavelismos

y macabras intenciones, servidores públicos

de anhelos, derechos y utopías.

Bienaventurados los que gobiernan

Con el arte de saber escuchar y firman decretos

y decisiones sin teñir el papel de sangre.

Bienaventurados los que gobiernan

conspirando a favor de la mayoría,

negando a los poderosos honores y privilegios.

Bienaventurados los que gobiernan

En vistas el bien común,

indiferente a la propia imagen

y felices con la ira de los enemigos del pueblo.

Bienaventurados los que gobiernan

En equipo y hacen de la política

un gran aporte democrático.

Bienaventurados los que gobiernan

Dejándose gobernar por el pueblo

insensibles a las presiones de los oligopolios

y las corporaciones financieras.

Bienaventurados los que gobiernan

A favor de la vida, cohibiendo violencias

y reduciendo desigualdades.

Bienaventurados los que gobiernan

Impregnados de los principios evangélicos

boca y hechos de un mismo beso.

Bienaventurados los que gobiernan

En pro de los derechos humanos,

desprovisto de la lógica perversa

que guarda el dinero público

en una caja de caudales

cuya combinación los pobres jamás descubren.

Bienaventurados los que gobiernan

Sin apego al poder, haciendo de su propia vida

sacramento al servicio del prójimo,

sobre todo a los más necesitados.

… porque estarán a salvo, en esta vida, del purgatorio de los mediocres,

Del infierno de los corruptos y del cielo de quienes cubren de loores

A los asesinos del pueblo.

Frei Betto (Brasil).

Teólogo de la liberación. Consejero del presidente Lula

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld