LA VIDA EN LAS FRATERNIDADES

MÁLAGA

LA REVISIÓN DE VIDA, EN LA FRATERNIDAD

En el nº 232 de la Hoja Informativa, quedó pendiente, a la Fraternidad de Málaga, el terminar de presentar los contenidos previstos para este curso. El material restante son los temas 3, 4 y 5.

TEMA 3 : EN LA EUCARISTÍA SE CONSTRUYE LA COMUNIDAD NAZARENA

Podemos llegar a una primera conclusión: LA EUCARISTÍA es el pequeño grupo que se hace COMUNIDAD. “ En el grupo de los creyentes en Jesús, lo poseían todo en común y nadie consideraba suyo lo que tenía… entre ellos ninguno pasaba necesidad, ya que los que tenían casas o tierras, las vendían, llevaban el dinero y lo ponían a disposición de los apóstoles, que lo distribuían según necesitaba cada uno”.

Esto era vivir la Eucaristía: Partían el pan en sus casas y tomaban el alimento con alegría y sencillez de corazón; tenían todo en común; no había entre ellos ningún necesitado.

No nos cabe duda de que Jesús fue el ser más comprometido en cambiar las relaciones humanas; el consagrado a “hacer comunión”. No podemos decir que tenemos los mismos sentimientos de Cristo mientras no participemos en su fiebre de comunión. Jesús de Nazaret: “Se despojó de sí mismo tomando condición de esclavo, haciéndose semejante a los hombres.

Y el motor de todo esto es el amor: “Dios, por el gran amor con que nos amó, envió a su Hijo en una carne semejante a la del pecado, para rescatar a los que estaban bajo la ley” (Rom 8,3 y Ef. 2,4)

Jesús vino a asumir la única y auténtica enfermedad humana: “la desigualdad, el auténtico exilio que es la lejanía entre nosotros. Haciéndose siervo, no señor, no patrón; o sea, asumiendo la desigualdad al nivel de la víctima, al nivel po9r lo tanto donde la desigualdad no es responsabilidad sino sufrimiento; no es injusticia causada sino injusticia sufrida.

Si se acepta que el Hijo de Dios, se ha hecho en todo semejante a nosotros, excepto en el pecado, no podemos dejar de aceptar, que no podía en absoluto asumir la desigualdad, allí donde y con quienes la producen: explotadores, opresores, etc. Sino únicamente a nivel de quien es víctima de la desigualdad: Los pobres, los desposeídos, los marginados.

El rostro hecho a imagen de Dios, es oscurecido por las injusticias de los poderosos. Oscurecen por la situación de desigualdad. Por eso y sólo por eso, Dios toma la defensa de los pobres haciéndose uno de ellos

(Textos consultados: “Pan y vino, el exilio a la comunión” Arturo Paoli.“Yo soy tu hermano” Fraternid de C. de Foucauld).

Para la reflexión en grupo:

• Cuál es nuestra experiencia de Jesús Nazareno, para poder ser Iglesia nazarena?

• Qué compartimos los que celebramos esta Eucaristía o sólo realizamos el rito?

 

TEMA 4: APRENDER A ORAR COMO LAICOS DESDE LA VIDA DE LA GENTE SENCILLA.

MIRAR NUESTRA VIDA A LA LUZ DEL EVANGELIO

* Lucas 10,38-42: Marta y María. ¿En qué situación personal me encuentro yo? ¿Saco tiempo para la oración?

* Mateo 26,36-46: Oración en el Huerto. ¿Me duermo en la da con frecuencia?

* Lucas 6,12, antes momentos claves, Jesús oraba. En el día a día Jesús oraba ¿yo también suelo tenerlo presente? ¿Las oraciones me sirven de acercamiento a los que me rodean y a comprometerme con el mundo?

CÓMO ORAR DESDE LA SENCILLEZ DE LA VIDA DIARIA

Lecturas:

• de René Voillaume: la oración de la pobre gente. En el Corazón de las masas, Págs. 94 a 101

Camino de oración con el Hermano Carlos de la Hta. Annie ( 1ª etapa)

Buscar 2 textos del Evangelio relacionados con este tema.

¿Qué cambio veo tengo que hacer en mi forma de vivir la oración?

 

TEMA 5: MADURAR COMO PERSONAS ADULTAS: SABER VIVIR Y AFRONTAR EL CONFLICTO.

¿HAY CONFLICTOS EN LA VIDA?

Sin duda.

Hay conflictos dentro de nosotros mismos cuando deseamos o queremos una cosa y no es posible.

Hay conflictos entre nosotros, incluso dentro de la fraternidad, cuando no aceptamos a los demás como los demás son. Se impone, a veces, la envidia cuando no vemos y no aceptamos lo bueno del otro.

Hay conflictos en la sociedad cuando se imponen unos a otros: la injusticia a la justicia; el odio al amor; la guerra a la paz; el ser más que otros, la envidia, a la admiración; el egoísmo a la solidaridad; los contravalores a los valores.

Hay conflictos por doquier cuando el hombre se olvida de su Creador, cuando el creyente se olvida de la fe.

¿QUÉ HAY QUE HACER?

Saber vivir.

- Afrontar el conflicto. Tendremos que aclarar que "saber vivir" no ha de entenderse en el sentido de vividor, o de loque entiende el egoísmo o el mundo que nos rodea.

-"Saber vivir" es, para nosotros, seguir a Jesús de Nazaret que nos llama a cumplir la voluntad del Padre (Mt. 6,25-34). De cobardes sería no afrontar el conflicto o los conflictos.

-"Afrontar el conflicto" supone:

- Estar siempre alerta;

- Avivar la fe:

- Comprometernos con el hombre de hoy.

Al actualizar la fe nuestro compromiso con los más pobres, con los marginados, con los que nadie quiere, cobra su auténtico sentido. El solo creer es ya comprometerse.

¿CUÁL ES NUESTRO COMPROMISO?

Comprometerse es colaborar en hacer un mundo nuevo donde la fraternidad, la solidaridad, la justicia, la libertad, el amor sean el aire que respiramos.

En este sentido, Jesús nos marca el objetivo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida, el que me sigue no anda en tinieblas sino en la luz verdadera".

Es experimentar la fe. Es, como dice José Antonio Estrada, en su libro "El futuro de Dios en una sociedad laica", encontrarme con otros hermanos. Es sobre todo comunicarnos, intercambiar con compañeros que tienen las mismas inquietudes, la misma búsqueda..., que producen una comunión en la fe."

Textos para la reflexión:

Mt.5,13-16.- Sal de la tierra y luz del mundo.

Mt. 25.14-30.- Parábola de los talentos.

Mt. 25,31-46.- Juicio Final.

PREGUNTAS.-

1.- ¿Cómo reacciono ante los conflictos de cualquier índole que se me presenten?

2.- ¿Cuál es mi contribución para recibir y proclamar el Reino de Dios en un mundo quebrantado y en conflicto permanente?

3.- ¿Cómo puedo vivir como testigo de la esperanza y de la confianza en Dios en medio de esos conflictos?

4.- ¿Qué puedo hacer para que mi espiritualidad esté cada vez más enraizada en la vida de Jesús de Nazaret?

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld