PASCUA 2008.

¿CÓMO HEMOS VIVIDO LA PASCUA?

BARCELONA.

Creo que he vivido la Pascua de la misma forma que he vivido durante estos últimos años, intentando construir fraternidad; quizá de forma distinta a un grupo de fraternidad secular, más sencilla, menos comprometida, pero fraternidad evangélica: con gente del barrio, cristianos y menos cristianos, buena gente al fin y al cabo, enfermos de varias clases, ancianas, algunas simpáticas, mujeres en busca de un jornal, un grupo de oración y de comentario del evangelio, con la gente que pasa por casa a comer o a dormir o las dos cosas, los hermanos de sangre, alguna comida… porque la Pascua es convertir en vida todo lo que parece sólo muerte, es descubrir la vida ante el sepulcro vacío, porque la plenitud está en los gestos sencillos, la relación, el diálogo, los encuentros y en muchas más cosas.

Ma. Rosa

MÁLAGA.

Nos pusimos al habla con un amigo y le dijimos:

- ”Queremos la fraternidad secular de Málaga y miembros de otra comunidad de base celebrar la Pascua en tu casa, ya que es amplia ¿tienes alguna dificultad?”

- “En absoluto”, nos contestó.

Y allí nos fuimos con algunos alimentos, libros, alegría, deseos de orar juntos, esperanzas de encontrarnos con el Señor, en esos días tan especiales para nosotros del Jueves y Viernes Santo. Los textos de la liturgia de esos días son muy ricos y nos sirvieron para la reflexión, oración y compromiso. El sábado, nos unimos para festejar la Resurrección del Señor a una comunidad de minusválidos, en su salón. Convivimos en familia, en igualdad, con confianza que Jesús estaba en medio de nosotros, y era quien nos convocaba. Os tuvimos presente a todos.

MADRID.

Querido amigo: En respuesta a tu petición te comento lo siguiente. Ya sabéis que en Madrid nos reunimos una vez al mes los distintos grupos de la Familia y reflexionamos en torno a las fichas "Vivamos el Evangelio con Carlos de F." Para celebrar la Pascua la reunión de ese mes la sustituimos por un encuentro un poco más completo. Primero hicimos una comida juntos en casa de María Ángeles. Por la tarde, fuimos a casa de las Hermanitas de Jesús donde celebramos una Eucaristía participada ,con la inclusión de nuestras plegarias personales, en la que nos sentimos muy unidos con todos: la Familia, la Iglesia, el Reino... Después charlamos para preparar lo que corresponde a Madrid de la reunión de la Interfamiliar de Diciembre. Después volvimos a compartir la comida, con alegría, y nos despedimos hasta el próximo mes. Un saludo cariñoso para todos.

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld