Inicio > Familia espiritual > Fraternidad Secular > Hoja Informativa > 240 > Manifestación

Inicio > Familia espiritual > Fraternidad Secular > Manifestación contra la directiva de la vergüenza

Inicio > Noticias > 2008 > Manifestación contra la directiva de la vergüenza

FRATERNIDAD DE MÁLAGA.

LA FAMILIA DEL HERMANO. CARLOS, SE MANIFIESTA EN LA CALLE CONTRA DIRECTIVA DE LA VERGÜENZA DE LA UE

Los distintos grupos que formamos la Familia de Hno. Carlos en Málaga teníamos programado encontrarnos el 21 de Junio, dentro del calendario anual . Conocimos que ese mismo día se convocaba una manifestación en Málaga por la Plataforma de inmigrantes para protestar contra la ley de la UE, que se está denominando “Ley de la Vergüenza”, porque trata a las personas extranjeras no como seres humanos, sino como “cosas”.

No fue difícil acordar aplazar al día siguiente nuestro encuentro de familia, pues estaba en el ánimo de todos que la Iglesia debía estar presente en esa concentración, para decir con nuestra presencia, que el Evangelio no encajaba con esa nueva ley, nacida del miedo a perder lo “superfluo” , también llamado “estado de bienestar”, que en occidente tenemos.

“Si vosotros no gritáis contra la injusticia, vuestro Padre hará que las piedras lo hagan”. “No seáis perros mudos” nos recomendaba el Hno. Carlos.

Nos llegan frases como estas :

“Cuando los españoles iban de inmigrantes a otros países llegaban con contratos de trabajo y no como vienen ahora ”. Cosa que no es verdad. Cuántos vecinos míos fueron a Alemania o Francia como turistas, sin papeles y se quedaron allí. Todavía en Internet se puede encontrar la foto de una barca con 160 inmigrantes españoles que fueron apresados en Venezuela porque, como los africanos hoy, iban a buscar el trabajo que entonces en España no encontraban; corría el mes de mayo del 1949, según detalla de foto.

“Hay que poner veto a estas avalanchas de inmigrantes”, sí es verdad, pero eso se dice ahorita. Antes, no; porque la mano de obra era querida por los empresarios, y en las casas se les contrataba a bajo precio para limpiarla, y atender a los abuelos. En una reunión alguien comentó :” Yo con tal de que no se lleven a la chica que trabaja en mi casa que es uruguaya, y a la que cuida a mi suegro que es ecuatoriana, que se lleven a todos”. ¡Qué egoísmo y visión estrecha!

“Han traído el robo y el crimen, las mafias”, eso ya existía en España. También han traído el que nos puedan pagar sin problema las pensiones, jubilaciones, la Seguridad Social funcione para todos. Y según las estadísticas hasta el año 2015 se necesitarán unos 4 millones de inmigrantes en España para que funcione.

Alguien me comentaba: “ Años atrás íbamos con la hucha de cabeza de negrito o chino o indio a pedir limosnas para ellos, hoy que los tenemos aquí con nosotros, los echamos” Lo que nos gusta es que estén lejos, porque nos es más fácil apadrinar a un niño, bautizar a un negrito, en el fondo dar un dinero que no necesitamos, y quedarnos tranquilos, pero no mirar a los ojos a un enfermo, a un anciano, a una madre que no tiene para pagar su alquiler, o ir a visitar al CITE ( Centro Internamiento Extranjeros), porque esto nos compromete. Hoy nos estorban los inmigrantes cuando son pobres, mañana nos estorbarán nuestros mayores, abuelos, y después los enfermos sean de la etnia que sea.

Por eso al asistir a esta manifestación reforzábamos nuestra esperanza en el Reino de Dios : Otro mundo ya está siendo posible. Hemos de estar junto a los que desean la paz, la justicia, la fraternidad. Porque estos deseos los inculca el espíritu de Jesús y son el camino para las bienaventuranzas.

Sin embargo es lo que hemos aprendido del Hno. Carlos, implicarnos, estar al lado de los que sufren, pringarse con ellos, y si es necesario morir con ellos o por ellos, como le sucedió él. Gritar el Evangelio con la vida”

Los eslóganes de esta sociedad neoliberal, egoísta, de consumo, ¡que no nos minen ¡ . No podemos repetirlos, como un eco, los que creemos en Jesús de Nazaret, tenemos que contrastarlas con el Evangelio y ser valientes en su defensa. Como una madre defiende a su hijo, aunque a veces tenga que rebuscar razones. Cuando uno ama a otra persona, encuentra valores que los demás no ven. Es cuestión de amar.¿Amamos? , o tenemos miedo y buscamos asegurar nuestra situación cómoda. ¿Vemos a los que sufren como hermanos y buscamos soluciones como a tales?

Esta influencia llega a situaciones como esta. María, mi vecina , comentó la otra tarde cuando coincidimos al bajar la basura, que su hijo enfadado le contestó ayer : “ Mamá, yo he nacido aquí y soy de esta tierra, tú eres de otra región de España y por tanto extranjera aquí, no me mandes nada y vete a tu tierra”.

Al día siguiente celebramos el encuentro interfamiliar, como teníamos proyectado. Al ser el último antes del verano, estuvimos de excursión visitando la Ruta del Mudéjar, pueblos de la Anarquía malagueña que mantienen el embrujo de los siglos XV y XVI. En la Eucaristía comentamos sobre los sucesos de ayer, lleno de anécdota y detalles bonitos.

Celebramos el gozo que la Familia de Foucauld estuvimos ayer donde teníamos que estar. Dimos gracias a Dios.

Málaga junio 2008

Antonio y Mª Paz

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld