Inicio > Familia espiritual > Fraternidad Secular > Hoja Informativa > 245 > Encuentro Nacional 2009

Inicio > Noticias > 2009 > Encuentro nacional de la Fraternidad Secular

ENCUENTRO NACIONAL 17-18 DE ABRIL DE 2009

Sábado 25 de Abril

Se empezó con los Laudes y a continuación dio comienzo la Eucaristía en cuyo entorno hicimos la revisión de vida dando respuesta a las preguntas que se planteaban en la hoja informativa Nº 242.

Antonio Calderón, tras las lecturas de la Eucaristía, hizo un breve resumen de las respuestas recibidas de los miembros que han podido responder. Previamente se hizo una breve reflexión acerca de la disminución de los miembros participantes en este evento y se apeló a la esperanza desde la fragilidad que estamos viviendo en muchos ámbitos de nuestro entorno y que al menos a los que hemos asistido al Encuentro nos puede servir como crecimiento personal.

Se aportó como un hecho que las fraternidades locales funcionan, no así la Nacional; ante lo cuál se abren varios interrogantes:

• ¿A qué nos conduce esta circunstancia?

• ¿Hay cambios en la sociedad y en la Iglesia?, ¿hemos cambiado nosotros?

• ¿Es el ordenador un medio de comunicación que resta otro tipo de encuentros?

• ¿Cómo mantenemos la unidad entre todos nosotros?

• ¿Aportamos vida a nuestras fraternidades o decaimiento?

• ¿Faltan objetivos de fraternidades en los Encuentros Nacionales o Internacionales?

• ¿Es tarea de la coordinadora la animación de las fraternidades?, ¿cabrían más miembros para desarrollar esta animación?

Hemos tenido presente desde el comienzo de la celebración a Eutiquio y los momentos difíciles por los que pasa ante la pérdida de Fina y también a Paquita de Málaga así como a los miembros enfermos de las diversas fraternidades.

Como resumen de lo aportado por las diversas fraternidades  Antonio elaboró este documento:

1ª.- ¿Cómo vivo personalmente la fraternidad?

Se ha contestado:

A nivel íntimo- vivencial -sentimental:

o De forma sencilla, sin plantearme grandes proyectos ni grandes retos, para mi es vivir el día a día, sabiendo lo difícil que es, pero intentando estar comprometido con Dios.

o Como un privilegio, una gracia, don divino, una posibilidad de replantearme la vida y desarrollar la dimensión espiritual a la vez que la humana.

o Es la manera de estar en la Iglesia, de conocer cada día mejor a Jesús de Nazaret en la intuición del Hermano Carlos, que responde a los sentimientos que siempre tuve y busqué.

En la fraternidad local:

o En este vivir con las cosas del día a día, me ayudan los miembros del grupo de fraternidad, la familia. Me expreso con toda libertad.

o Esta vida sencilla de Nazaret que yo venia buscando, y a la que estoy muy lejos de haber renunciado…

o Siguiendo la pequeña guía 4.2 punto 3, página 39: “Por su vida en fraternidad son llevados”

􀂃 Empezamos por construir la base de una “fuerte amistad”, en base a una gran confianza y comunicación.

􀂃 Hemos avanzado en “la conversión del corazón” narrando y analizando nuestra vida, con una revisión de vida elemental y por la oración en común.

􀂃 “El compartir” no lo hemos abordado a nivel material, pero si en un compartir la vida y la fe.

o Me está ayudando a tratar, escuchar con más atención a las personas con la que compartimos nuestra vida diaria en los distintos ámbitos que vivimos, pensando que el otro me trae algún mensaje de Dios.

En la fraternidad Nacional e Intercontinental:

o Valoro los encuentros locales, nacionales y otros, por su modo democrático y abierto de funcionar y como medios importantes para aprender de las vidas de los demás, o cómo “gritar hoy el Evangelio con la vida”.

(Reseñar que a penas se hace mención a los encuentros Continentales e Intercontinentales)

2ª.- ¿Qué problemas o dificultades me plantea vivir la fraternidad?

A nivel local:

􀂃 El escaso número de miembros que somos.

􀂃 Como en cualquier grupo humano: conflictos, diversidad de ritmos, etc.

􀂃 Al ser tan poco estructurada la fraternidad, me supone una mayor exigencia personal de compromiso y de insatisfacción permanente con el estado de las cosas.

o Existencia de sensibilidades:

􀂃 Se repite la existencia de distintas sensibilidades entre las fraternidades locales y que no se trabaje por superarlas.

􀂃 Necesidad de unificar criterios entre las distintas fraternidades locales, para ello la importancia de la asistencia a los encuentros nacionales.

􀂃 Tener claros a nivel colectivo, los aspectos de la iniciación que están esquematizados en la Pequeña Guía.

o Poca asistencia:

􀂃 La falta de disponibilidad de tiempo para asistir a los encuentros, hace suponer una falta de interés para reunirse al menos una vez al año.

o Constancia:

􀂃 La falta de constancia y desmotivación cuando nos invade la comodidad de no querer hacer nada.

A nivel Nacional:

o Encuentro Nacional de Abril:

􀂃 Era necesario realizar un encuentro como este de hoy donde reflexionemos, discutamos y unifiquemos criterios.

o La Coordinadora Nacional:

􀂃 En el apartado “la vida de las fraternidades” pensamos se debería insistir más en la evolución de cada fraternidad local, una revisión de los avances o retrocesos del grupo y sus dificultades, para evitar centrarse principalmente en las actividades que se realizan.

􀂃 Para que lo tratado en la Coordinadora llegue a tiempo a las fraternidades locales y a los miembros que están solos, se podría hacer un resumen final de cada reunión o cuanto antes.

􀂃 Sería conveniente que las fraternidades locales estén representadas en base al número de miembros.

􀂃 Se echa de menos la existencia de un Coordinador Nacional.

3ª.- ¿Qué necesidades tengo o se me crean al estar en la fraternidad?

Preocupación por los demás:

o Intentar vivir más pendiente de las necesidades de los miembros de la fraternidad.

o El compartir lo que soy y lo que tengo. Vivir sencillamente para que otros puedan vivir.

o Respetar los puntos de vista de los otros. Escuchar y aprender maneras de vivir diferentes.

Conocer más a Jesús de Nazaret:

o La oración, la escucha actual del Evangelio, la llamada a encontrarlo en los más necesitados (disponibilidad, escucha y acogida).

o Me obliga a ser cada día más discípula de Cristo, ayudada por el grupo.

Llevar a la vida:

o Las de intentar llevar a mi vida diaria esas exigencias que supone vivir como creyente en Jesús de Nazaret: coherencia, austeridad, agradecimiento, compartir solidario, luchar por la justicia…

o Conocer cómo viven Nazaret, hoy, los demás miembros de la fraternidad Nacional (para ello sería necesario nuestra colaboración a la Hoja Informativa y un esfuerzo de cada uno valorando lo que hacemos por pequeño que nos parezca).

o Que asistamos a las Asambleas anuales, y en Agosto, es el medio para conocernos, animarnos, unificar y sentirnos familia. El asistir sería como exigencia nacida de la libertad de asistir.

Actitudes a desarrollar:

o Necesidad de mirar con ojos atentos lo que pasa a mi alrededor, saber escuchar y no juzgar.

o Ser consciente de mi dignidad de hijo de Dios y hermano de todos los hombres y mujeres, vivir en consecuencia.

o Igual que en la década de los 90 hicimos una reflexión colectiva sobre “cuál era nuestra identidad”, y nos dimos una respuesta (ver Hojas Informativas: 155, 157, 160,162, 169, 172, 176, 179,185 y 191 de los años 1996 al 2002), ahora pienso que necesitamos reflexionar cómo vivimos esas notas y cómo respondemos a las cuestiones debatidas en nuestro entorno eclesial y social.

o De hecho es lo que estamos intentando trabajar este fin de semana con la ayuda del Espíritu del Señor.

4ª.- ¿Retos a los que me lleva o me provoca el estar en la fraternidad?

Una preocupación repetida en las respuestas es: “de construir nuestra vida sobre Jesucristo” donde la persona del Hermano Carlos debe ser siempre una fuente de renovación para la fraternidad. El conocimiento de su vida, de sus escritos y de su itinerario espiritual son medios para mantener a los miembros de la fraternidad fieles a las llamadas del Señor y para permitirles vivir hoy las exigencias del Evangelio (P.G. pág. 39) que se manifiesta en estas frases:

o Vivir y compartir dentro de mis posibilidades el espíritu del hermano Carlos.

o Seguir a Jesús y descubrir su auténtico rostro como supo hacerlo Carlos de Foucauld.

o Seguir la espiritualidad del Hermano Carlos en la vida cotidiana. Lo que no es otra cosa que la vida escondida de Nazaret, poco a poco, paso a paso y granito a granito.

o El carisma de Carlos de Foucauld es muy exigente: ”Gritar el evangelio con la Vida”, no es fácil.

o Dar mayor importancia a la oración en nuestras vidas e intentar progresar en su práctica.

Vivir con otros valores:

o Aportar esperanza y ser testimonio de que es posible vivir de otra forma.

o Llevar al día, el gozo de estar viva y la responsabilidad con los demás.

o Aceptar y querer a los hermanos tal y como son.

o Buscar caminos de solidaridad con los más pobres y despojados por esta sociedad.

Desde la edad avanzada:

o La edad nos limita, no llega a muchos retos, pero siempre con la esperanza de que Dios nos quiere y lo que nosotros no podamos hacer, Él lo suple.

La misión:

o No pararme en mi propio bienestar y mi entorno más cercano, sino incorporar en mi vida a los más necesitados y que más sufren. Saber que existe una realidad distinta, más dura que la mía y que no puede quedar silenciada.

Abrirnos a otros creyentes y no creyentes:

o Compartir, dialogar con mis vecinos, compañeros de trabajo, mis familiares que se sienten fuera de la Iglesia institución y ayudarnos a descubrir el Reino que ya está entre nosotros, desde la perspectiva del Vaticano II, que de nuevo está dando luz a la vivencia del Evangelio, hoy.

o Participar en los Foros y encuentros de creyentes que sin atarse a estructuras que ahogan, sienten la llamada del Espíritu como nosotros.

o Comprensión y acogimiento hacia personas de otras religiones.

Valorar nuestro bautismo y la llamada:

o Redescubrir el valor del sacramento del Bautismo por el que nos hacemos hijos de Dios y por ende en sacerdotes y profetas, y practicarlo.

o Profundizar en la Comunidad Cristiana o Fraternidad, como receptora del mensaje de Jesús y lugar de la realización de los sacramentos.

o Ser valientes en practicar con imaginación nuevos signos de la presencia de Dios (sacramentos), para que sean entendibles por la gente de hoy, no sólo por una élite.

o Convivir con sectores de creyentes que buscan expresar y vivir el seguimiento de Jesús sin los estorbos de ritos, leyes, normas que tratan de hacer comprender el Mensaje de Jesús desde la vida.

Distintas formas de encuentros:

o Reunirnos en las casas o en locales. En las parroquias o fuera de ellas.

o Vivir la alternativa de Jesús de Nazaret desde fuera de la estructura parroquial, que se ha quedado pequeña “no os empeñéis en meter vino nuevo en odres viejos”.

o Desde un respeto a los que desde ellas viven su fe.

Descubrir los signos de los tiempos, que están ya presente entre nosotros.

Estar presentes en los movimientos que buscan la justicia y que otro mundo sea posible.

5ª.- ¿Cómo me ayuda la vida en fraternidad?

A no sentirnos solos en este camino:

o Los miembros de la fraternidad tienen las mismas preocupaciones, la misma forma de posicionarse ante los acontecimientos, el no sentirse solo.

o El escuchar, compartir y darme al grupo.

o La vida en fraternidad es una riqueza a través de las personas y del grupo, vivir juntos las exigencias del Reino.

o Lo vivo como un regalo de Dios.

o Es un encuentro con un grupo de amigos, personas cuya relación me enriquece enormemente.

o Lugar donde refresco mi fe a la luz del Evangelio y de las experiencias-reflexiones- de mis hermanos.

o Me ayuda a vivir el agradecimiento por la vida.

o La fraternidad es el motor de mi compromiso con Jesús hacia mis hermanos.

Compartir la fe:

o Ver en la fraternidad la muestra de lo que somos como criaturas de Dios.

o Lugar donde compartir, sin autocensuras, miedos que tenemos en otros ámbitos de nuestra vida.

o Lugar de encuentro de aquellos que siendo cuerpo de la Iglesia, expresan su religiosidad de un modo menos institucional, menos formal y más cercanos unos a otros.

o Lugar para la reflexión de lo cotidiano desde la fe.

o Es un estímulo acudir a celebrar la Eucaristía con un reducido grupo de hermanos.

o Los retiros, la revisión mensual, son un buen momento para el reencuentro y bucear en mi interior, dejar aflorar lo que se esconde.

o Seria muy penoso que desapareciera la fraternidad. Si sucediera tendría que replantearme la búsqueda de algo que lo supliera, y si así no fuera, la confianza en el Señor de que encontraría un camino parecido que me ayudase a concluir la vida sin apartarme de Él.

A aprender:

o El redescubrir cada día el poder de Dios desde la debilidad de cada uno de nosotros, su amor a los últimos, tan contrario a lo que esta sociedad nos enseña (dinero, poder, primeros puestos…).

o En la fraternidad vemos que el Reino es posible y se hace presente en este momento histórico.

A ir convirtiéndome:

o A vivir la alegría de una alternativa a esta sociedad de consumo.

Otras:

o A que estemos insertos entre inmigrantes y en el barrio.

o A que estemos abiertos y en diálogo con creyentes y no creyentes.

o A que no pierda el norte y nos sintamos ubicados en medio de esta conflictiva etapa histórica que nos toca vivir.

Y ahora el planteamiento de las preguntas para la revisión de vida:

1. ¿Qué aporta la fraternidad en mi vida?

2. ¿Cómo se manifiesta esto en mi vida?

3. ¿Cómo ésta manifestación la comparto con los demás?

4. ¿En qué me comprometo yo con la fraternidad?

Formación de los grupos de revisión y diálogo entre sus componentes. En cada grupo se elige un moderador y un secretario que recoge uno o dos cuestiones que quiera el grupo que se trate en la Asamblea.

Llegado a este punto nos fuimos a debatir, a comer y se continuó a las 16:00 h. con el dialogo en revisión de vida.

Como resumen de lo debatido en los dos grupos que se formaron:

Lo primero que se debatió en ambos fue: ¿Qué entendemos por fraternidad? Como paso previo a poner en común lo que aporta a nuestra vida.

• Es un grupo de personas que tiene respetuosamente la misma idea de la vivencia de la fe.

• En cuanto a Fraternidad Carlos de Foucauld sería lo mismo añadiendo que sigue el carisma del Hermano Carlos: Vivir lo cotidiano, el día a día, la adoración y el respeto y ayuda al más necesitado.

1. ¿Qué aporta la fraternidad en mi vida?:

a. Es una vocación o estilo de vida, no es un grupo de trabajo, hace que lleve adelante mi propio estilo de vida y compromiso.

b. Llevar al grupo la misma experiencia de familia que hemos vivido. Cada uno debe asumir el compromiso que quiera y pueda desarrollar.

c. De la propia palabra se deduce que es vivir la hermandad y nosotros añadimos: en lo cotidiano.

d. Es un equilibrio entre la contemplación (adoración) y la acción personal o grupal.

e. Es vivir el evangelio con la propia vida personal.

f. Es mantenerse cerca de la gente a través de la oración, la escucha y el respeto.

g. En la fraternidad secular todos somos iguales y corresponsables, no debe haber imposiciones.

2. ¿Cómo se manifiesta esto en mi vida?:

a. En todo lo que hago tanto a nivel social, eclesiástico, familiar, laboral...Se va extendiendo el estilo de vida de gratuidad, fraternidad, compartir conocimientos…

b. Haciendo mío el problema de los demás siempre que no interfiera en mi crecimiento personal.

c. Llevando adelante mi circunstancia familiar y personal.

3. ¿Cómo ésta manifestación la comparto con los demás?

Básicamente se ha dicho o bien con los compromisos que cada miembro ya tenia de antemano o vincularse a determinadas entidades u organizaciones acordes al tiempo y posibilidad de cada uno (familiarmente, socialmente con ONGs, caritas, sindicatos, parroquias, laboralmente…).

4. ¿En qué me comprometo yo con la fraternidad?:

En la fraternidad local: El compromiso está muy claro, es el de comunicación, acompañamiento, compartir, asistencia a las reuniones y las actividades …

En la fraternidad Nacional, Europea e Intercontinental: El compromiso no está tan claro, bien por falta de interés en lo que en ellas se trata, en cuanto a la utilidad o que no se realiza la suficiente divulgación de lo que en ellas se trata. No se está tan dispuesto a dedicar tiempo en estas actividades.

a. Encuentros Nacionales: Cada vez hay menos asistencia, ¿quizá nos vamos haciendo mayores? ¿quizá no son interesantes ni atractivos? La respuesta más genérica es que los encuentros o cualquier actividad programada tiene valor en sí misma y que los que más se benefician son los que asisten a ellas.

b. Asambleas Nacionales: Toda asamblea por definición es decisoria y se necesita un número mínimo de participantes para ser representativo; lo que hacemos a nivel nacional es consultivo y la decisión se toma a nivel del equipo coordinador, de ahí el nombre de Encuentro Nacional.

c. Coordinadora Nacional: Debería ser más representativa de la realidad Nacional que estamos viviendo. Falta representación de algunas fraternidades y los miembros unitarios ven difícil su aportación. Hay que cuidar en las reuniones que se recoja lo que viven las fraternidades y no solamente las actividades que se desarrollan.

d. Grupo de Difusión: Falta información de lo que realizan.

e. Economía: Se apunta la necesidad de una corresponsabilidad económica al pertenecer a una fraternidad.

Una vez terminada la puesta en común se continuó con la presentación de las conclusiones como ofrenda en la Eucaristía.

Tras la cena departimos coloquialmente y dimos cuenta de las tortas que aportó Mª José.

Domingo 26 de Abril

Antes de iniciar la “Reunión” se puntualiza:

1º.- Casas de Encuentros: para el próximo encuentro de Abril de 2010 la casa será la Divina Pastora. Habrá que seguir avisando a Mª Ángeles de Madrid.

2º.- Como resumen de las conclusiones:

Nuestra vida en fraternidad es:

Nuestra forma de vida, nuestra forma de hacer crecer nuestra fe.

Nuestra forma de compartir, crecer y revisarse.

Nuestro modo de vivir la Iglesia Universal.

Nuestra presencia allí donde un gran sector de la Iglesia no llega, en los submárgenes.

Nuestra forma de vivir Nazaret y no Roma.

Nuestra forma de valorar los pequeños gestos del día a día.

Nuestra forma de ser coherentes y comprometidos con el Evangelio.

Nuestra forma de estar disponibles ante las necesidades de mis hermanos.

Nuestra forma de evitar la comodidad a pesar de las condiciones personales.

3º.- Temas que debemos tratar en otros eventos:

Unidos en la diversidad- Distintas sensibilidades en nuestras fraternidades.

- Papel que tiene que cumplir hoy la Hoja Informativa.

- Futuro de los Encuentros Nacionales.

Reunión Nacional

1º.- Cambio de  Delegada de la Fraternidad Secular:

Próximo representante de la Fraternidad Secular Carlos de Foucauld en el Equipo de Delegados de la Familia, para los próximos 4 años: Paquita de la fraternidad de Granada.

2º.- Cambio de Eutiquio como Consiliario Nacional.

Ante la comunicación de Eutiquio al equipo coordinador de que ya ha cubierto su compromiso adquirido con la fraternidad Nacional se comunica a los asistentes para ir pensando en posibles sustitutos.

3º.- Informe de Mª Ángeles como representante del grupo de Difusión.

Deja claro Mª Ángeles que el grupo de Difusión no es una comisión de trabajo de la Asociación de la familia que debe dar cuenta en dos direcciones:

* a la rama (en este caso a la coordinadora de la Fraternidad Secular).

* a la Asociación de la familia Carlos de Foucauld.

La presidenta actual de la Asociación es Rosaura que pertenece a la rama de las Hermanitas de Jesús.

Mª Ángeles ha acudido ya a dos reuniones, la última en Granada y nos cuenta el contenido de la reunión.

Como resumen destacamos:

Recopilar el listado de los libros que hacen referencia al carisma o vida de Charles de Foucauld.

La conveniencia de que cada familia disponga de una dirección de correo electrónico común para facilitar la comunicación. Se está de acuerdo en esta decisión.

Editar 10.000 estampas más del Hno. Carlos.

Poner subtítulos a un DVD francés sobre Carlos de Foucauld.

Hacer difusión de la semana que se va a realizar en Pico del Águila, Gualchos, Granada del 5 al 7 de Junio de 2009. Objetivos: Avanzar en el carisma de Carlos de Foucauld.

4º.- Hoja Informativa:

Hay que hacer una reflexión acerca de ¿para qué queremos la Hoja Informativa?: Es tarea  de todos. Si no hay nada que comunicar no hay Hoja Informativa.

Propuestas:

• Que salga como monográficos en los tiempos litúrgicos.

• Que se retome el apartado: Vida de las fraternidades, para ello es preciso enviar las noticias de esta vida fraternal.

• Comunicación de las actividades que realiza cada fraternidad y a ser posible con suficiente tiempo para poder editarlo antes de que la actividad ya se haya realizado.

• Volver a retomar la sección “Desde lo cotidiano”. Igualmente hace falta que alguien envíe las notas para esta sección. Se propone nombrar un corresponsal en cada lugar de España y hacer un listado con los correos electrónicos.

5º.- Encuentro de Delegados Europeos en Vaumarcus-Suiza:

• Hay que modificar un poco el ppt que se presentó en la Interfamiliar y añadir fotos de los componentes de las fraternidades.

• Se confirma que asistirán Pepe  e Isabela y financiado por la Caja Nacional.

• Se hace hincapié en lo importante que es el mantener relaciones personales con las personas de otras fraternidades. Amplia nuestras miras y en las ayudas mutuas ponemos cara a esas personas que dan, reciben, trabajan, dedican tiempo a la fraternidad…

• Se pueden establecer los lazos, además de participando en los foros establecidos, a través de las páginas Web tanto de Latinoamérica como los correos de las fraternidades del Congo, de Europa…

6º.- Retiro del Verano:

Pepe nos confirma que Julio Lois ha confirmado la asistencia como ponente. Se realizará del Miércoles, 19 al 26 de Agosto.

7º.- Ruegos y preguntas:

Antonio Calderón nos deja la reseña bibliográfica de una Biblia que el considera muy buena y apropiada a los tiempos que corren:

Biblia para jóvenes

Editorial Verbo Divino.

Fe y vida. La casa de la Biblia.

¡Nos veremos en Requijada!.

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld