Inicio > Familia espiritual > Fraternidad Secular > Hoja Informativa > 255 > Encuentro nacional

Inicio > Familia espiritual > Fraternidad Secular > Encuentro nacional 2010

Inicio > Familia espiritual > Fraternidad Secular > Invierno social y eclesiástico

ENCUENTRO NACIONAL FRATERNIDAD SECULAR CARLOS DE FOUCAULD

MADRID, 17-18- ABRIL- 2010

Distintas sensibilidades en nuestras fraternidades: Invierno social y eclesiástico

Una vez rezado los laudes y desayunado todos juntos, dimos comienzo al Encuentro Nacional con la asistencia de 18 miembros de las fraternidades de Almería (Roquetas), Granada, Madrid, Málaga, Murcia, Sevilla y Valencia.

El encuentro fue coordinado por Joan de Valencia, que tras hacer una breve introducción y planteamiento de la dinámica a seguir dio paso a la exposición-resumen que cada fraternidad había trabajado previamente (cuestionario de la Hoja Informativa nº: 253, pág. 4-8).

Unos lo hicieron a través de un PowerPoint, otros de forma oral y otros con la elaboración de posters como vemos en la imagen anterior.

VALENCIA

1º.- Un mundo sin Dios:

􀂄 No se puede generalizar la forma de ser y pensar de todos los jóvenes y sobre todo descalificarlos genéricamente.

􀂄 Hay muchos grupos de jóvenes que si que están asociados, que luchan y reivindican cosas.

􀂄 Lo que está muy extendido es la no creencia en la Iglesia Jerarquía y en las normas que ella ha establecido.

􀂄 Jesús fue el primero que puso al hombre por encima de todo, por encima de toda norma.

􀂄 Se vive, en general, un proceso de ateísmo.

􀂄 Jesús fue el primer ateo porque se cargó la idea de Dios que había en su época.

􀂄 No interesa el Dios que transmitimos ya que los jóvenes de hoy si que son capaces de comprometerse con el Dios de los pobres y de los más débiles.

􀂄 Puede que estén llegando a un concepto y vivencia de Dios por otros caminos.

􀂄 El Dios sociológico no existe.

􀂄 No van a Misa, no participan de los sacramentos pero si están asociados y en cofradías (quizá por pasarlo bien).

􀂄 Los jóvenes no tienen responsabilidad de lo que nosotros les transmitimos: religiosidad, normas, valores…

􀂄 Hay todo un generación eclesiástica en que su propia vida ha ido por otros caminos diferentes a lo que se predicaba y esto puede haberles confundido y apartado de la Iglesia.

􀂄 Hay que poner más el acento en lo que se hace y no en lo que se dice.

􀂄 El tema jóvenes es generacional y se transmite en todas las generaciones.

􀂄 Se pueden intuir brotes verdes en las protestas, denuncias, en lo que se vive en Taizé…

􀂄 A nivel laboral también resulta difícil la transmisión de la fe, o el hablar de las creencias.

􀂄 Es patente el compromiso social (colaboradores de cáritas no creyentes, ONG´s…) no así el cumplimiento religioso. Hay muestras evidentes de debilitamiento en la Iglesia tradicional o jerárquica.

¿Para qué creer?

􀂄Se malinterpreta lo que significa la adhesión a un Dios.

􀂄Haremos bien en ir por otros caminos.

¿A dónde queremos llegar?

􀂄Debemos partir de cero.

􀂄Cojamos el evangelio y volvamos a Él.

􀂄En cada momento de crisis ha habido una remodelación y una vuelta al Dios de Nazaret.

􀂄A lo largo de los caminos se van adhiriendo cosas, normas, principios que no son Iglesia.

􀂄Nadie ha puesto en duda la coherencia de Jesús de Nazaret.¡Volvamos a ella!

2º.- Un Dios sin mundo:

􀂄En muchas parroquias, no en todas, se da, tan sólo, la vivencia de normas y obligaciones y poco el dar respuesta a las necesidades del entorno social.

􀂄En Valencia hay 600 parroquias, 400 tienen Cáritas y 200 ni siquiera la tienen.

􀂄Algunas Cáritas funcionan a pesar de los curas y son llevadas mayoritariamente por seglares.

􀂄La Iglesia Institución transmite una prioridad por el cumplimiento de los sacramentos más que dar respuesta al entorno social.

􀂄La realidad de muchas parroquias es que están formadas por gente mayor, lo que le infiere una impronta específica de esta edad: conservadurismo, falta de crítica, comodidad, asentimiento y falta de respeto.

􀂄La fraternidad Secular no es semejante a las parroquias.

􀂄Entre nosotros sigue habiendo crítica y se tiene en cuenta el entorno.

􀂄En la fraternidad no se celebra sólo lo sacramental sino la vivencia de mi entorno.

􀂄No vivo ni cumpliendo ni inventando, sino plasmando y comprometiéndome con la situación social que me rodea.

􀂄Grupo cristiano que vivimos la fe y ponemos en común nuestras experiencias.

􀂄La fraternidad nos motiva para adquirir cada miembro su propio compromiso.

􀂄Se podría visualizar como una alfombra (la fraternidad) con sus flecos (los miembros) cada uno con su compromiso y su vivencia en armonía con el conjunto.

􀂄El método que nos permite esta forma de vivir es la Revisión de vida.

􀂄De esta manera el compromiso individual va forjando el compromiso comunitario.

3º.- Dios en el corazón del mundo:

􀂄Dios se manifiesta en este mundo a través de los pequeños compromisos del día al día:

- Acompañamiento a los mas necesitados.

- Servicios médicos.

- Participación en Cáritas, partidos políticos, plataformas de lucha contra la exclusión, consejos de bienestar social.

- Participación en actividades parroquiales.

- Participación en estructuras de coordinación de comunidades cristianas (Forum).

- Participación en revistas (Sembrats).

- Acogimiento en familia.

- Participación en movimientos de barrio (grupos mujeres, tercera edad, matrimonios).

- Participación en Asociaciones y Fundaciones (Nova Terra).

- Escucha a las personas con problemas materiales, sociales, psicológicos.

- Clases a inmigrantes.

Como fraternidad:

􀂄Caja común.

􀂄Ayuda económica a proyectos de cooperación.

􀂄Atención a los miembros de la fraternidad y acogida a otras personas.

MÁLAGA

Acompañó este resumen con un PPT de imágenes muy ilustrativas.

1º.- Un mundo sin Dios:

En la gente que nos rodea si que se aprecia “esa ausencia de Dios”. Cada uno va a lo suyo. Se vive una religiosidad de “conveniencia”. Se ve esa ausencia de Dios en los compañeros.

Hay competitividad. Un Dios sin mundo y un mundo sin Dios, ambas cosas están relacionadas. El hombre se ha hecho centro del mundo y no necesita de Dios. Las pequeñas trascendencias son evasiones, por ejemplo, el botellón, ciertas espiritualidades que se evaden, procesiones, vivencias limitadas… Un “Dios sin mundo” es el egoísmo, se puede ver en algunas familias con las herencias.

El capitalismo, el comunismo serían también formas de vida en las que se aprecia “un mundo sin Dios”, en el vivir hedonista importando poco los demás.

2º.- Un Dios sin mundo:

Un ejemplo de la religiosidad es la Semana Santa en Málaga, tenemos un pueblo de creencias pero no de fe. Se ha de luchar para que esta tendencia, este sentimiento no entre en nuestras fraternidades.

Detrás del miedo hay una espiritualidad en la que predomina lo doctrinal, los rezos, los ritualismos. Por ello hay miembros que trabajan fuera de las parroquias. Abunda mucho ese “Dios sin mundo” en nuestras parroquias.

No somos autocríticos. Hoy predomina lo doctrinal sobre lo vivencial. Transmitimos una fe muerta, no vivida. Las parroquias están lejos de la Verdad.

El mundo necesita un testimonio que no le damos. La semana Santa, las cofradías, ya no necesitan curas. Como consecuencia hay un desconcierto en la gente. Se intenta luchar pero es un camino muy difícil, de desierto.

La Iglesia está totalmente adaptada al sistema capitalista. El seglar ha sido machacado. Antes en las catequesis te decían que todo era pecado.

Hay una sed de algo que muestra que el ser humano no se puede abandonar sin una referencia a la Trascendencia.

3º.- Dios en el corazón del mundo:

En la fraternidad se vive el sentido de servicio a los demás. La entrega. La solidaridad al poner a los otros por delante de uno. Se vive la espiritualidad de la Encarnación, la del Hermano Carlos: que los que acudan a nosotros para resolver algún problema no se sientan inferiores.

Descubrir a Dios como el Dios de Jesús. Tratar de estar al lado de los pobres, compartir y ser uno de ellos. Estar en el mundo de los enfermos, relacionarse con los familiares de estos desde la amistad.

En la fraternidad se vive la preocupación de unos por otros, como familia o como fraternidad se puede contar con cada uno de los miembros cuando se necesita.

Se percibe el cariño de unos con otros.

Nos relacionamos con el grupo “caminantes” y llevamos actividades conjuntas. Con la parroquia, bastante poco, si que hay relación con personas que sufren, con grupos de Iglesia que van a misa.

En cuanto a la respuesta de si estamos como Iglesia en el mundo de los pobres es: no. Intentamos estar en el mundo de los pobres, no como Iglesia sino como persona. No nos sentimos identificados con la Iglesia Institución.

En esta época hace falta una escuela de valores nuevos. Esa escuela puede ser la familia, la fraternidad…

Hay un tema que se propone: ¿Vivimos realmente inmersos en la crisis? ¿Cuál es nuestra respuesta como fraternidad a la crisis actual? Se puede utilizar el método de nuestra revisión de vida para debatirlo: Ver, juzgar y actuar.

 

GRANADA

1º.- Un mundo sin Dios:

Si veo esa ausencia de Dios en su forma de vivir y de comportarse en la gente que me rodea.

Hechos concretos: viven pendientes del problema económico (crisis), están metidos en una sociedad de consumo, su objetivo es ganar más para consumir más, casa moda y demás.

Por el extremo contrario y en el otro ambiente del barrio y en la parroquia que voy se vive un espíritu de pobreza, de entrega y trabajo de tofo el que puede aportar su granito de arena para que esta gente y estos niños tengan una vida más digna. Hay una atención especial a niños y niñas formándolos en una educación de libertad responsable, teniendo en cuenta sus derechos y también sus deberes.

Hay que buscar al niño Jesús no en las imágenes bonitas de los pobres, sino en los niños desnutridos que se acuestan muchas noches sin comer.

En cuanto a mi, estoy inmersa en esa tarea y quiero vivir en el contexto de la imitación de Jesús que primero hacía y después decía (jn 13, 4-17) lavatorio de los pies, y así toda su vida. Cada día que pasa voy dejando normas, doctrinas y demás para llegar al núcleo del Evangelio; es esto lo que intento y me relaciono con esta gente sencilla y pobre de cosas, pero no de vivencias.

2º.- Un Dios sin mundo:

En general en las parroquias se oyen misas, se reza, se escuchan sermones… pero sin actitud evangélica, yo no soy nadie para juzgar pero eso es lo que se aprecia; las iglesias se llenan de gente para celebrar actos y liturgias que creo no se traducen en ayuda a los demás. Los sermones no sirven para nada o para poco. No es el momento de hacer una descripción ya que sería muy complejo. Pienso que no hay que decir sino hacer. Por otro lado hay muchos grupos y comunidades que intentan vivir en un mundo en el que Dios está presente. Como religiosas y religiosos que se meten en el mundo y en la misma zona de la pobreza, en el corazón de las masas y dan un gran testimonio.

3º.- Dios en el corazón del mundo:

Algunas actitudes, aspectos o características de mi vida en las que considero que mi seguimiento a Jesús es una Espiritualidad de Dios en el corazón del mundo.

Mi seguimiento a Jesús lo centro en ir avanzando cada vez más en poner en práctica todo lo sé y descubro en Él. Me preocupa seriamente el estar muy atareada en cosas que sirven para nada, como papeleo, charlas, escritos y más escritos; el mundo de la tecnología es bueno pero hay que ir seleccionando y veo claro tener una actitud de acogida, escucha, atención, sentimientos, sensibilidad, sinceridad, disponibilidad y todas estas actitudes que siempre las nombramos y poco las cumplimos, estoy en esta tarea que por otro lado es un quehacer, creo yo, de la vida entera.

Respecto a la última pregunta: Si que me relaciono con otros grupos de Iglesia y también de no creyentes que tienen buenas actitudes.

 

ROQUETAS

1º.- Un mundo sin Dios:

Sigue viéndose gente creyente en el trabajo, familia, vecinos y sobre todo en la fraternidad.

Aunque la sociedad en general si se percibe como “ausencia de Dios”, hay mucha gente joven que “pasa de eso” y en general la sociedad se mueve sin contar con Dios, o al menos, así se percibe.

En la fraternidad procuramos tener algunos momentos de oración al día y vivir la presencia de Dios, aunque después está también ausente en ocasiones.

Observando el comportamiento de la gente, a veces, uno tiene la impresión, que se tiene más confianza en el propio esfuerzo que en la acción y el empuje del Espíritu de Dios en el mundo.

2º.- Un Dios sin mundo:

Percibimos una Iglesia más preocupada de sus ritos y costumbres en general, que de ayudar a hacer cristianos, auténticos discípulos de Cristo, pero son minoría este tipo de parroquias.

Viendo la cantidad de personas que cada año utilizan los ritos tradicionales de la Iglesia, primeras comuniones, confirmaciones, etc., nos preguntamos ¿cuánto del espíritu de Dios quedará dentro de cada uno para ofrecer al mundo?.

3º.- Dios en el corazón del mundo:

En nuestra fraternidad, algunos de sus miembros trabajan y llevan una residencia de ancianos, donde estamos intentando estar presentes los demás miembros de la fraternidad.

Otros estamos trabajando en grupos de atención a inmigrantes y otros también en Cáritas diocesanas, para atender directamente a los más necesitados.

Participamos en las campañas de “Manos Unidas” todos loa años.

Impartimos clases de español para inmigrantes.

El contacto lo tenemos más bien con personas que buscan una respuesta y no con grupos.

 

MADRID Y SEVILLA

Aportaron su opinión personal y se recoge en la puesta en común.

Tras la exposición de cada fraternidad y tras la visualización del video EL HOMBRE DEL PONCHO (sobre la pastoral que realizó monseñor Leonidas Proaño en Perú hacia los años 80 y que revolucionó a toda la población) se pasaron unos papeles y cada uno de los presentes a la luz de lo escuchado planteó una pregunta para ser debatida entre todos, siguiendo el esquema de las tres áreas planteadas para el encuentro.

 

PUESTA EN COMÚN

Preguntas o grupo de preguntas respecto a “Un mundo sin Dios”

1ª.- ¿A dónde nos lleva esta sociedad de consumo?

Hoy no se puede hablar de pobres sin hablar de ecología, conservación del planeta, reciclado de los productos… es decir hace falta una alternativa al capitalismo. O nos subimos al carro de reciclar, utilización del transporte público… o nos quedamos en los años 60.

Los niños van viviendo la ansiedad consumista de los padres. Hace falta transmitir que con menos se puede vivir bien e incluso mejor.

Las propuestas o compromisos personales-fraternales a los que nos conduce este debate es:

• Incidir en una educación más austera en las familias.

• Intentar poner en común las cosas: libros, caja de economía, banca solidaria…

• Intentar utilizar o adherirse a Banca Ética a nivel fraternidad o personal (se dio información de lo que se conoce de la banca ética)

• Añadir un apartado en la Hoja Informativa sobre ecología y bajo consumo y que asumirá Josemari de Sevilla.

2ª.- ¿No podemos nosotros con nuestra ideología estar “contaminando” estos tres bloques de actuación planteados en el encuentro?

¿La ideología no “contamina las diferentes visiones de Dios en el mundo?

¿Un Dios extraño a la historia, ¿es Dios?

Todos nuestros valores personales, si tomamos como referencia el tiempo y la historia pueden llegar a ser relativos. En contraposición a esto hay persona que opinan que los valores siempre son absolutos. Otros opinaron que nuestros valores no deben ser tan absolutos como par que nos cieguen ya que el único absoluto en el mundo es Dios.

Si nos fijamos en la ideología o espiritualidad de Carlos de Foucauld podemos observar que el valor de la adoración en la actualidad se vive menos y tiende más hacia la vivencia del valor del compromiso.

Otra aportación es que el hermano Carlos nunca llegó a su fin o meta, siempre estaba en camino, siempre estaba llegando, supo relativizar todo lo que hacía y siempre estuvo en búsqueda.

El concilio Vaticano II estuvo, de hecho, muy influenciado por la ideología de Carlos de Foucauld (grupo de obispillos)

La propuesta o compromiso personal-fraternal a los que nos conduce este debate es:

• Vivir el respeto a uno mismo al prójimo y no dejarnos llevar.

Preguntas o grupo de preguntas respecto a “Un Dios sin Mundo”

3ª.- En la religiosidad que hoy existe, ¿está Dios ausente?

Hoy no hay una fe, hay un compromiso pero no una fe. La religiosidad que se vive, en general, es superficial, hay mucho folklore todavía: procesiones, romerías, ceremonias…

Jesús fue radical y expulsó del templo a todos, tanto a los que compraban como a los que vendían.

Toda “religión” es mala ya que es fuente de enfrentamientos. Jesús vino a traer un estilo muevo y entre otras muchas cosas nos dijo: ora en tu habitación…No hay que buscar un intermediario, la vida y el encuentro con Dios es lo fundamental. También vino a superar todo aquello que había en su momento histórico. Vino a salvarnos del concepto de religión. A Él lo matan y lo llevan a la muerte os representantes de la religión el poder de su época. Ningún fundamentalismo es bueno.

La propuesta o compromiso personal-fraternal a los que nos conduce este debate es:

• Analizar y vivir la coherencia en nuestras vidas y no pensar que sólo lo nuestro es lo correcto y lo válido.

4º.- ¿La Iglesia representa hoy en el mundo a Dios?

Según qué Iglesia. No compartimos el camino que lleva la Iglesia Institución en cambio la Iglesia promulgada por Monseñor Proaño y que hemos visto en el video indiscutiblemente que si la compartimos y la vemos como representante de Dios entre nosotros.

En nuestras parroquias podemos ver una Iglesia, que es real, pero que vive una religiosidad peculiar con los rezos del rosario, los ritos o signos poco participativos y que dicen poco.

Cada vez es más evidente que existe una Iglesia jerarquía y una Iglesia de base o de fraternidades y donde se distingue plenamente entre la ortodoxia y la ortopraxis , es decir, entre el bien decir y el bien hacer.

La propuesta o compromiso personal-fraternal a los que nos conduce este debate es:

• Fomentar entre nosotros la Unidad de los cristianos, es decir, los foros ecuménicos.

• Actualizar la definición de lo que es la Fraternidad secular de Carlos de Foucauld (compromiso enclavado también en el tercer ámbito de “Dios en el corazón del mundo”)

5º.- ¿Cómo situar a la persona en el centro de cualquier actividad y estructura de la Iglesia?

La realidad y la palabra de dios deben avanzar juntas. Las actividades y las estructuras deben ir ligadas. La teología debe ser liberadora, si no, no es teología.

6º.- ¿Cómo pensamos y practicamos una Iglesia más acorde con Jesús de Nazaret?

Ante todo viviendo en fraternidad. Jesús no fundó ninguna Iglesia. Más que hablar de Iglesia hay que hablar de Reino de Dios.

Cuando pensamos en otra Iglesia pensamos en otra estructura eclesiástica y no en vivencias.

Cuando se pierde la finalidad y la única finalidad es mantener la estructura, falla todo. Nuestra finalidad es llegar al Padre y la estructura es lo que hemos hecho.

Preguntas o grupo de preguntas respecto a “Dios en el corazón del Mundo”

7ª.- ¿Cuál es nuestra llamada a la fraternidad?

¿Qué imagen a nivel social y religioso transmite mi fraternidad?

¿Se oye mi voz o la de mi fraternidad ante las injusticias que nos rodean: barrios, parroquias, provincias…?

¿Qué es lo que somos, o mejor dicho, que es lo que hacemos?

Es necesario aclararnos sobre nuestra “llamada” como fraternidad, que parte de un sentirnos Hijos de Dios y por tanto hermanos de todos. Esto nos da una forma de vivir y de compartir desde el ser iguales en todo y el no definirnos por lo que hacemos sino por lo que vivimos. Debemos vivir profundamente la cotidianidad. No hay ningún signo externo que nos identifique como miembros de la fraternidad de Carlos de Foucauld; los signos deben ser vivenciales.

Vivir junto al que tengo a mi lado. La simple presencia, el estar, aparentemente inútil, por experiencia se sabe que es suficiente y fundamental.

No debemos perder de vista que primero se es cristiano y luego miembro de la fraternidad. Gusta el como se lee la Palabra, la forma de ponerla en práctica…

Para cada miembro presente el acercamiento a las fraternidades ha sido de forma diferente.

Somos un grupo abierto y aún hay cosas que revisar como puede ser la celebración de la Eucaristía, las estructuras…

La propuesta o compromiso personal-fraternal a los que nos conduce este debate es:

• Que nos sumemos a la carta de Hans Küng.

• Compartir a través de la Hoja Informativa más que las actividades de las fraternidades, las vivencias profundas de los miembros.

• Seguir con las denuncias de las injusticias adhiriéndonos como fraternidad.

• Estar presentes en las diferentes plataformas.

8ª.- ¿Cómo crear propuestas atractivas para que gente que busca se enganchen al carro de Jesús?

¿Qué estamos haciendo por y con los jóvenes?

¿Qué pasa con la juventud acerca de la fe?¿qué no le hemos dado a esa juventud?

¿Sería el desprenderse de objetos, de aparentar, de ser los primeros como haríamos ver a los jóvenes y no creyentes el valor del mensaje de Jesús?

¿Creemos en la juventud?

¿Nos acercamos a ellos para que nos conozcan?

En general hay pocos jóvenes y pasan de todo lo religioso (sin generalizar a toda la juventud).

Hay quien cuestiona si no será la educación direccional o impositiva lo que influye en que movimientos como los neocatecumenales si que tengan jóvenes entre ellos.

A los jóvenes se les gana a través del compromiso social.

Se estimulan a través de la coherencia y de la autenticidad.

Se acercan cuando ven el testimonio de alguien.

Están siempre en búsqueda.

La propuesta o compromiso personal-fraternal a los que nos conduce este debate es:

• Hacernos presentes como fraternidad de Carlos de Foucauld en la venida del Papa (contactar con la interfamiliar).

• Estudiar la posibilidad de realizar una obra de guiñol con Jose Mª de Sevilla ya que es muy importante el cómo decimos las cosas, para el día de la Jornada Mundial de la Juventud de 2011.

• Que sea acompañado el adulto por un joven en los compromisos que adquiera.

• Dar a conocer la espiritualidad y que ellos les den su propia característica a su fraternidad.

• Realizar actividades formativas a jóvenes, no se les puede dejar abandonados.

9ª.- ¿Cómo podemos confiar en la fuerza del Espíritu?

¿Cómo no tener miedo al compromiso?

¿El que no tengamos conflictos, es que somos tibios?

¿Estamos de verdad en el mundo de los pobres o solo nos acercamos puntualmente para determinadas actividades?

El actuar en grupo hace que perdamos el miedo: somos fraternidad.

Saber que sólo somos instrumentos de Dios. Él es el que actúa a través de nosotros.

Lo importante del conflicto es hablarlo. A medida que aumenta el compromiso, el conflicto también aumenta.

Nuestro compromiso con los pobres podemos diferenciar entre un compromiso teórico y otro práctico. El teórico puede ser más extendido, el práctico por su puesta en marcha es menor.

El compromiso con los pobres es un proceso que debe conducir a un cambio.

La fraternidad nos ayuda a ver el desde dónde me debo situar, el ver en dónde están hoy los nazarenos.

La propuesta o compromiso personal-fraternal a los que nos conduce este debate es:

• Hacer participe de tus miedos a la fraternidad y apoyarte en ella.

• Abrir tus puertas, acompañar al otro. Estar disponible.

• Rezar, entre otras oraciones, la del abandono.

Con todo esto debatido y ante el acompañamiento desde media mañana de Ángel Igualada (nuevo Consiliario Nacional) y de Mª Jesús Hernando García (teóloga que nos acompañará en el Retiro-Verano de Requijada) descansamos y nos preparamos para celebrar la Eucaristía y la velada compartida de la noche.

En la velada nocturna tuvimos la gran suerte de contar con un “Cuentacuentos” perfecto (Josemari de Sevilla) y una dinamizadora musical estupenda (Marisa de Murcia). Ambos nos deleitaron con la narración de un cuento de León Tolstoi y que trataba de la búsqueda de Dios de un zapatero. Fue delicioso por la riqueza del propio cuento y la expresividad y dulzura que se puso en su narración.

Tras el rezo de Laudes y el desayuno continuamos el debate de las preguntas que quedaron del día anterior.

10ª.- ¿Hemos descubierto que lo importante es vivir el día a día más que el hacer cosas?

¿Qué religiosidad transmito yo?

La Iglesia nos ha acostumbrado a un Dios por un lado y al miedo por otro, ¿por qué no rompemos esta dualidad que arrastramos incluso en nuestras reflexiones?

El gran carisma de Carlos de Foucauld es el ser pobre, el ser bondadoso, el ser amigo.

No hay que plantearse grandes metas. Hay que vivir siendo coherentes y ofrecer al otro lo que vivimos.

Debemos vivir el día a día poniendo delante de nosotros a Dios y no intentar abarcarlo todo.

Debemos ser hombres y mujeres de Esperanza. Todo está en el estilo de vida que escojamos.

Nuestro gran empuje es la revisión de vida, la cuál nos ayuda a caminar día a día, a no permanecer parados, a no acomodarnos…

No vivimos en la actualidad un ambiente de cristiandad sino de misión, hay ateismo, ausencia de necesidad de Dios…Esto es una crisis para la sociedad cristiana. En Francia ya se vivió con anterioridad.

El hermano Carlos es el que nos enseña a vivir en ambiente de misión, a vivir con el otro, como ley natural y a posteriori ya hablaremos de los valores del evangelio, ¿cuándo?, quizá dentro de 2 siglos.

Antes ir de misión era Europeizar las tierras. El hermano Carlos indica que es el vivir y valorar las pequeñas cosas que hacemos: es vivir y tener las puertas abiertas y para ello es imprescindible una revisión continua para no caer en el conformismo. Hay que ser semilla sin pudrirnos, sobre todo en Europa. Hace falta una religiosidad de compromiso.

Teniendo presente pues estas tres cosas:

• el apostolado de la amistad, de la gratuidad,

• los valores humanos y esa ley natural del vivir con el otro,

• y potenciar el evangelio..

Hacemos el siguiente compromiso:

• Vivir la revisión de vida en nuestras fraternidades

• Tener presente el estilo de misión que nos indica Carlos de Foucauld

• Vivir con nuestras puertas abiertas.

11ª.- ¿Somos profetas de malos augurios o de esperanza?

¿Tenemos una mirada contemplativa ante la realidad social y eclesial?

¿Cómo integrar mi vida en la fraternidad con “la otra vida”: amigos, marido, casa…?

¿Cómo mostrar mi mundo espiritual en mi trabajo sin miedo a ser juzgada?

¿Cómo vivimos nuestra inserción en el mundo laboral y de vecindad?

En el entorno de desierto evangélico en el que vivo: ¿cómo puedo mostrar al Dios providente?

¿Cómo crear un clima y vida de Dios en mi familiar?

Nosotros somos transmisores de buenos augurios ya que estamos resucitados, otra cosa es lo que transmitimos en los medios como puede ser la televisión, cada vez parece más el periódico “El caso”.

Podemos, si queremos de verdad, construir en positivo, aunque estemos en una situación difícil de nuestra vida.

Todos debemos asumir la responsabilidad de echar un cable a las otras fraternidades.

Hay estilos de vida, entre las personas queridas que nos rodean, que pueden evolucionar de forma diferente. Debe haber un respeto mutuo y una ayuda mutua para el crecimiento personal de cada uno. Se puede y se debe llegar a realizar pactos familiares y buscar un equilibrio en el crecimiento mutuo como pareja y como familia.

Debemos establecer prioridades, así uno mete primero lo importante y luego lo que es menos importante.

Si recordamos las palabras de S. Pablo: Si dudas de tu conciencia, no lo hagas; si no dudas, hazlo.

La propuesta o compromiso personal-fraternal a los que nos conduce este debate es:

• alzar la voz contra las injusticias,

• ser coherentes en todos los ámbitos en que nos movamos,

• no escondernos de dar testimonio de que hay otras formas de celebrar los sacramentos (comuniones, bodas, bautizos…)

12ª.- ¿Tenemos una línea común como fraternidad nacional?, ¿nos sentimos en la misma dirección?

¿Debería la Fraternidad Nacional estar más presente en las denuncias?

Como fraternidad secular, ¿cuál sería nuestra palabra/testimonio para presentar a Dios/Jesús de Nazaret a la Iglesia y al mundo?

¿Las fraternidades están hoy de verdad en el mundo?

Entre los que hemos estado presentes en este encuentro vemos una misma línea de actuación y sintonía. Tendremos presente que si no hay acuerdo en algo, al menos, habrá respeto.

*****

 

Antes de finalizar el encuentro se puso en común los asuntos que habían pendientes:

1º.- Ángeles de Roquetas como representante de la fraternidad secular en el grupo de Difusión nos puso al corriente de los temas tratados en sus reuniones y los acuerdos respecto a la página Web de la Asociación que se pretende realizar.

2º.- Paquita de Granada, como representante de la fraternidad en el Equipo de Delegados nos informó de la reunión que hubo y de los acuerdos tomados.

3º.- Rosi de Roquetas, como Tesorera nacional, dio cuentas de los últimos movimientos de la cuenta y que ya se ha hecho el ingreso Internacional.

Sin nada más que tratar se cerró el Encuentro hasta el próximo año.

 

NUESTRAS EVALUACIONES

Hay un consenso general de que ha gustado mucho y ha sido muy enriquecedor y que de lo debatido se pueden extraer temas para los próximos años. Editamos las dos evaluaciones más elaboradas que nos han llegado.

¿Cómo nos fue el Encuentro Nacional de Abril 2010?

Fue una gozada. La decisión que tomamos acerca de que este encuentro anual no tuviera un ponente, sino que tratásemos entre todos temas que nos importan a nuestra vida diaria, ha sido un acierto.

Estuvimos presentes de todas las fraternidades locales: Madrid, Valencia, Sevilla, Murcia, Granada, Málaga, Roquetas (Almería)

El tema previsto: “Distintas sensibilidades en las fraternidades”, pretendía conocer nuestra realidad local y como colectivo ante el hecho social y eclesial que vivimos en estos momentos históricos.

Nos apoyamos en el tema que nos presentó Carlos Palacio en la Asamblea Interfamiliar última. Lo estructuramos a modo de revisión de vida. En tres apartados:

• Análisis de la realidad social (“ Un mundo sin Dios”), y sus consecuencias.

• Análisis de la realidad Eclesial (“Un Dios sin mundo”) y sus causas.

• ¿Cuál era nuestra respuesta desde la intuición del Hermano Carlos (“Un Dios en el corazón del mundo”)? ¿Cómo vivíamos esta llamada y a qué nos compromete hoy?

Los asistentes lo traíamos preparado, trabajado en las distintas fraternidades locales, lo cual facilitó, agilizó la profundización y desarrollo del encuentro. Unos apoyados para su explicación con diapositivas, otras con murales, otros por escrito. El método que Joan, como moderador, utilizó, fue ingenioso. Pues después de la exposición de lo trabajado en cada fraternidad, propuso que cada asistente escribiera en una hojita las preguntas que quisiera hacer sobre el tema. Hubo muchas. Las clasificó por temas. Y fuimos debatiéndolas una a una. Agradecerle el esfuerzo que realizó a pesar del dolor que sus vértebras le proporcionaban.

El debate fue sereno, reposado, esclarecedor. Nos ayudó a conocernos desde la vida diaria. No en todo coincidíamos, pero un respeto y la escucha atenta se experimentó. Todos participábamos y nos enriquecíamos.

Lo que sí detectamos es que en el “Ver”, en el análisis de la Sociedad y de la Iglesia coincidíamos; en la línea a seguir también, pero al ser las realidades de vida distintas, las respuestas eran diversas. Esta es nuestra riqueza.

Sacamos conclusiones y propuestas de actuación en cada apartado, que podrían servir de base para el futuro encuentro. Podría ser oportuno que el año próximo se partiera de revisar cómo se han practicado las pistas que hemos entendido en este encuentro, así como las concreciones; así como estamos viviendo

Dios en el corazón del mundo”, en nuestro diario batallar. Ya que para este punto quizás nos faltó tiempo suficiente.

El relato del zapatero que buscaba a Dios, contado en el reposo de la noche por José María, aunque lo escribiera León Tolstói hace más de un siglo , nos tuvo atentos por su actualidad comprensiva sorprendente.

La proyección de la película: “El Hombre del Poncho, Mons. Proaño”, nos ayudó a centrar nuestro actuar, el redescubrir el desde donde y con quienes. Este Obispo recién acabado el Concilio Vaticano II, junto otros muchos en Latinoamérica se dedicaron a vivir y llevar la Buena Noticia a los empobrecidos al estilo de Jesús de Nazaret, repartiendo las tierras propiedad de la diócesis, promoviendo cooperativas, potenciando escuelas de catequistas-itinerantes indígenas. Si no la habéis visualizado, no os la perdáis.

Nos experimentamos queridos por Jesús de Nazaret, y escuchamos aquellas sus palabras: “No temáis pequeño grupo, el Padre os ama, y yo estaré con vosotros”.

Antonio y Mª Paz. (Fraternidad Málaga)

 

ENCUENTRO DE LA FRATERNIDAD SECULAR

Madrid 16 – 18 de abril de 2010

Lo mas agradable del encuentro me ha resultado el vernos de nuevo, encontrarnos compañeros y compañeras que viniendo de diferentes sitios, de diferentes ocupaciones, diferentes situaciones, nos descubrimos con un lenguaje común.

Ha sido buena la idea de no presentar un conferenciante con un tema a desarrollar por el exponente. El compartir nuestras reflexiones nos acerca y nos ayuda a conocernos entre nosotros, también a ir creando un lenguaje común, a saber qué cosas son las que no hacen vivir , comprometernos. Me ha resultado sorprendente lo cerca que estamos en la forma de pensar y de ver el carisma, aunque resaltando que lo importante para mi no es que pensemos igual, sino que se de la posibilidad de presentar cada uno/una sus reflexiones en libertad, y que por parte de todos se de el respeto, la comprensión, la empatía..... La clave la encuentro en la libertad de exposición sin miedos a censuras larvadas.

Es necesario resaltar la extraordinaria labor de Joan de Valencia, para conducir los diálogos y también los debates, su buen hacer ha facilitado que se den pocas divagaciones y que se facilite la participación, así como que se concretase en los diferentes bloques tratados. Su metodología de trabajo ha sido fundamental para facilitar el diálogo y las conclusiones.

Algo que creo habría que tener en cuenta para próximas ocasiones es que exista momentos de silencio, adoración silenciosa, sin textos, sin tantas formulaciones, pararnos todos/todas en silencio ante Jesús, que en definitiva es quien nos convoca y el sentido de encontrarnos. Buscar en el silencio una seña de identidad propia, la contemplación como alternativa a esta sociedad de palabra y ruidos a todas horas.

Esto también pienso que sería bueno para la juventud, otra forma alternativa de realizar un caminar juntos, con palabras pero también con densos momentos de silencio. Tal vez incluso podría ofrecerse la posibilidad de realizar una vigilia de oración la noche de la llegada tras la cena, para irnos centrando en lo esencial, y durante el sábado parar a media mañana y a madia tarde para hacer ratos de silencio. Algo en este sentido hacen los cuáqueros, procurando facilitar la expresión de cada uno cada una a niveles profundos. No solo compartir lo que formulamos, también respirar juntos, callar, conscientes de que a veces las palabras no bastan para expresar la vida.

La asistencia de los compañeros de las diferentes fraternidades algo escasa, pero cada uno y cada una tendrá sus más que serias razones, solo me queda dar las gracias a cuantos y cuantas habéis estado en el encuentro y los/las que habéis orado por los que hemos participado.

José María.

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld