TIEMPO DE ESPERA

3. ESPERAMOS CONFIADOS, … PORQUE NUESTRO PUEBLO ES COMPASIVO E IMAGINATIVO, … LOS PARADOS BUSCAMOS ALTERNATIVAS….

 "Microviña”

Alrededor de Muro de Alcoy, una localidad de la comarca del Comptat, Alicante, se ensaya un modelo de economía más humana. Esta iniciativa que pretende reemplazar el lucro por valores y la competitividad por la cooperación.

Uno de los ejemplos más claros es el de "Microviña", en el que 30 familias se han unido desde el minifundio para cultivar viñas y hacer un vino de calidad, ecológico y con sello ético.

 

“Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”. (Eduardo Galeano)

Experiencias que ya se practican:

Banco del Tiempo: “en este banco no queremos tu dinero, queremos tu tiempo”, es un sistema de intercambio de servicios por tiempo.

Monedas sociales: fomenta unos lazos fuertes entre los productores, compradores y consumidores de los productos locales. Reafirma la identidad local, el sentimiento de formar todos

parte de un mismo colectivo.

Grupos de consumo: Vecinos que se agrupan para organizar la compra de productos del campo directamente.

Mercadillos del trueque e intercambios: Donde no se compra con euros, sino cambiando cosas que no son necesarias por otras que necesitamos.

Comedor social de los vecinos para los vecinos: en un barrio de Granada, un vecino acoge a otra familia a comer en su casa porque la crisis les había dejado necesitados, luego se fueron acercando otras y al final en el local de una asociación de latinos la habilitaron para que unas 20 familias que estaban en paro organizaran un comedor con la aportación de todas. “Hemos aprendido a compartir, ayudarnos unos a otros y convivimos mejor”

Muchas más realidades conocemos pero no hay espacio en esta Hoja Informativa.

Seguro que al leer esta página, se te vendrán a la cabeza testimonios que tú conoces a tu alrededor basadas en la generosidad, gratuidad, en la compasión solidaria no limosnera, y no sólo en el apartado alimentos, sino en ayuda a enfermos, mayores, niños y cuántas más cosas “pequeñas” grandes. La razón de este actuar solidario es que se nos revuelven las entrañas ante el sufrimiento del próximo, del vecino, porque tenemos experiencia de ese dolor y no podemos resistir que lo padezcan otros. Los que así sienten están cerca del Reino de Dios.

Las “élites” financieras y de poder no tienen esas entrañas, sino son despiadadas, por eso están lejos.

Eso es lo que le pasaba a Jesús de Nazaret al ver a la viuda, al enfermo, a los niños, a la mujer marginada, por eso se identificó con ellos, con nosotros : “la misma boca que dijo esto es mi cuerpo, dijo lo que hacéis a unos de estos más pequeños me lo hacéis a mi”.

Te animamos a que los casos que conozcas o participes, por pequeño que parezcan ser, nos lo envíes para darlos a conocer.

 

 CONTRA EL MERCADO IDOLÁTRICO, LA COMUNIÓN FRATERNA

Este año nos preguntamos cómo el Cristianismo ha de enfrentar el Mercado, negación del Reino; cómo han de habérselas con él los Movimientos Sociales, en lucha por la vida y la dignidad de todas las personas y de todos Los Pueblos.

La indignación que nos apremia está más que justificada y debe ser cotidiana profecía en palabras y en obras, compromiso activo y militante, esperanza invencible.

¿Quién dijo miedo habiendo Pascua? Contra todos los mercados prepotentes, profesamos nuestra fe en el “sagrado comercio” que Dios ha abierto gratuitamente en Jesús de Nazaret.

Contra el mercado idolátrico, la comunión fraterna.

Pedro Casaldàliga

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld