Your browser version is outdated. We recommend that you update your browser to the latest version.

Artículos recientes sobre el carisma del Hermano Carlos

 

 

 

 

Volver al inicio de la sección

Hermano Carlos

 

 

LA ESPIRITUALIDAD DEL HERMANO CARLOS DE FOUCAULD

Unido a Jesús y descubriendo su Rostro en los demás

Carlos se centra en vivir el evangelio, la buena noticia de que somos hijos de Dios, hermanos de todos, en especial de los pobres.

Como Jesús en Nazaret, y amando desde Su Corazón

Sabe ver cómo Dios actúa en las personas y colabora con Él, ayudando a los más pobres y abandonados, siendo su hermano y mostrándoles el cariño de Dios, en la vida de cada día, viviendo como Jesús en Nazaret.

Entre las manos de Dios y entregado a los demás

No buscó tanto hacer cosas, sino ser buen cristiano, buen hijo de Dios, amigo, lleno de humanidad, humildad, caridad y bondad; compartiendo la vida, como uno de tantos, y amando de corazón a la gente...

Valorando a todos, de cualquier origen o cultura

El amor le llevó a conocer la realidad, denunciar injusticias, acoger y liberar esclavos, valorar a las personas y promocionarlas, fueran o no cristianas.

Estas claves las siguen hoy, muchas personas:

Hno. Carlos (dibujo de Fano)Hno. Carlos (dibujo de Fano)

7 Claves de su espiritualidad

AMAR

APASIONADAMENTE

A DIOS

Jesús fue su mejor amigo, su hermano, su maestro, su todo. Quiere imitarle, seguirle, amar como Él amó.

CREER EN EL SEÑOR

DE LO IMPOSIBLE

La plena confianza en la bondad de Dios le lleva a descubrir Sus caminos en los demás.

SER HERMANO

DE TODOS

Su apostolado fue el de la bondad: acompañando, liberando esclavos, visitando y ayudando.

GRITAR EL EVANGELIO

CON LA VIDA

Gritó la buena noticia siendo amigo y hermano, interesándose por la cultura de los demás.

VIVIR LA BUENA NOTICIA DEL AMOR DE DIOS Y ADORARLO EN  LA EUCARISTÍA

Compartió la vida y se entregó como Jesús eucaristía para dar vida.

CONTEMPLAR EN EL CORAZÓN

DEL MUNDO QUE DIOS AMA

Vio a Dios presente en las personas y lo amó en ellas.

HACERSE PEQUEÑO

PARA HACERSE HERMANO

Carlos vive la pobreza y la humildad como Jesús en Nazaret y como uno de tantos.

(Las pinturas de esta sección son de Bernadette Lopez (La Vie En Couleurs | Bernalopez.org)

No se trata tanto de hacer sino de ser, de vivir, como hijos de Dios que somos, el evangelio y la hermandad. Se trata de estar como Jesús en Nazaret, en medio de la gente, compartiendo, dando esperanza, viviendo los valores del Reino de Dios, gritando el evangelio con nuestra vida, humanizando el mundo.

Ser profundamente humano, vivir como hermanos con amistad y bondad, ayuda a experimentar la presencia de Dios en nuestras vidas. Es la experiencia de la encarnación. Dejar que Dios se encarne en nosotros, en nuestro mundo, descendiendo, como Jesús, que haciéndose uno de tantos, pasó haciendo el bien, sanando, salvando.

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?